Los políticos se reúnen, analizan y buscan su lugarcito

Los políticos se reúnen, analizan y buscan su lugarcito

Dirigentes de todos los sectores ya están empezando a darle vida a una carrera presidencial que promete ser pareja y agotadora.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el ex candidato a senador, Florencio Randazzo, cenaron juntos el jueves de la semana pasada en la provincia norteña. El mandatario salteño luego declaró que coincidieron en muchos puntos sobre su apreciación del futuro argentino. Urtubey está en pleno armado de una posible candidatura presidencial y por eso dialoga con distintos políticos, siempre alejados del kirchnerismo. Randazzo en cambio sale poco públicamente, se mueven más algunos de sus allegados que hablan con referentes de diversos espacios. De hecho, estaría próximo a realizarse un encuentro entre el ex Ministro de Transporte y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. El cordobés recibió críticas desde Buenos Aires por decir que el ajuste exigido por Macri debería hacerse más en esa provincia que en el resto del país. Parece ser que a los bonaerenses les gusta De la Sota como candidato presidencial pero no tienen confianza en que pueda llegar a hacer una buena elección. Por otro lado, Miguel Pichetto, Eduardo Bucca, dirigentes del Frente Renovador y Juan Abal Medina, se reunirían este jueves con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, en su provincia. Dichos legisladores ya mantuvieron encuentros con Juan Manzur en Tucumán y Gustavo Bordet en Entre Ríos. Uñac está teniendo un papel protagónico porque ya confirmó el desdoblamiento de las elecciones sanjuaninas que se realizarán en mayo de 2019, mucho antes que las nacionales, y donde apuesta por una reelección en su provincia. Sin embargo, algunos se preguntan qué pasaría si vuelve a ganar y su figura toma trascendencia a nivel nacional. Por su parte, el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, se convirtió en el mejor alumno de Macri al haber presentado el Presupuesto provincial 2019 con dos semanas de anticipación a la fecha límite para que sea debatido por la Legislatura misionera. Del total de más de $67.000 millones, el 60% se destinaría a educación, salud y desarrollo social y el 21,8% a obra pública. En un claro gesto de sumisión hacia el poder nacional, como lo viene demostrando desde que asumió, Passalacqua escribió en el texto que envió a la cámara de representantes su orgullo por hacer bien los deberes que exige Cambiemos y afirma que su Presupuesto "da cumplimiento a las pautas que las provincias hemos acordado con el estado nacional sobre responsabilidad fiscal" y resaltó que, según él, Misiones tiene "las cuentas equilibradas".