Provincias deben pensar alternativas al ajuste propuesto por el Gobierno Nacional

Provincias deben pensar alternativas al ajuste propuesto por el Gobierno Nacional

Los gobernadores tienen que idea propuestas para compensar los gastos en educación, salud y desarrollo social que serán recortados.

Autoridades de Nación se reunieron en los últimos días con ministros de economía de distintas provincias para poner en conocimiento el recorte que deberá llevar a cabo cada jurisdicción para lograr rebajar el déficit fiscal del país al 1,3% que exige el FMI. La Pampa deberá conseguir, según el Gobierno Nacional, un ahorro de un poco más de $1.600 millones. Sin embargo, estos números son una primera aproximación y las jurisdicciones del interior deberán elaborar contrapropuestas para compensar esa reducción. En un principio, el Poder Ejecutivo nacional quería hacerse cargo de rebajar el 50% de los $300.000 millones que hacen falta ahorrar, pero luego propuso que los gobernadores se encarguen del 33% y Nación del 67% restante. Así, las provincias tendrían que reducir sus gastos en casi $100.000 millones en total. Pero no todo está dicho ya que el próximo 15 de septiembre se continuará dialogando cuando Cambiemos tenga que hacer llegar el Presupuesto 2019 a la Cámara de Diputados. El Ministro de Hacienda de La Pampa, Ernesto Franco, adelantó que Carlos Verna no formará parte de los encuentros que mantendrá el presidente Macri con los distintos gobernadores. El mandatario pampeano ya había informado que no acompañará las medidas de ajuste de Nación. La Pampa y San Luis no adhirieron al Pacto Fiscal acordado a fines del 2017. Por su parte, el Ministro de Hacienda de Jujuy, Carlos Sadir, explicó que “los municipios están bastante complicados y no tienen los recursos, por eso estamos planteando que se revea la situación”. En ese sentido, se preguntó “¿de dónde se sacarán los cerca de 2.600 millones de la provincia? Hay que ver si efectivamente será ese el número concreto”. El problema grave es que los millones de pesos que Nación pide a las provincias que recorten pertenecen a las transferencias no automáticas, es decir, aquellas que son enviadas a los distritos del interior según el criterio unilateral del Gobierno Nacional y corresponden a recursos de educación, salud y desarrollo social. El objetivo que persigue el macrismo con estas reuniones de las que quiere hacer participar a todos los mandatarios provinciales es lograr una foto conjunta entre Macri y los gobernadores que refleje un acuerdo. Recordemos que este es uno de los elementos que el FMI está controlando muy de cerca.