Reconocido periodista denunciará al senador pampeano Juan Carlos Marino

Reconocido periodista denunciará al senador pampeano Juan Carlos Marino

Un reportero gráfico con años de experiencia adelantó que denunciará al radical por sus dichos en contra de los despedidos de Télam.

Carlos Brigo posee años de trayectoria y reconocimiento en el ámbito periodístico nacional y, a través de su Facebook personal, anunció que presentará una denuncia contra el senador radical Marino por acusar a los trabajadores despedidos de Télam de ser “todos punteros políticos”. “Luego de la feria judicial, sale demanda civil contra el senador por La Pampa, Juan Carlos Marino. No se jode más. Adonde vayan los iremos a buscar”, publicó Brigo. El pampeano Juan Carlos Marino dijo días atrás que los despidos del Gobierno Nacional en la agencia de noticias estatal Télam estaban bien porque se trataba de “punteros políticos”, pero al mismo tiempo se contradijo porque afirmó que la decisión “no es ir en contra del periodismo, de la libertad de prensa, de expresión”. Cuando se despide a alguien por su actividad o sus ideas políticas es persecución ideológica y está penada por la ley. Tal como quedó aclarado en la denuncia presentada por la Cámara de Diputados de la Nación ante la ONU: “La decisión de despedir a 357 trabajadores, por motivos político-gremiales, tomada por el Directorio de Télam SE, fue avalada por el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, razón por la cual, el Estado argentino resulta internacionalmente responsable en la vulneración del derecho a la libertad de expresión y opinión”, detalla el texto. Por su parte, el Sindicato de Prensa Zona Sur (Sipren) también repudió los dichos de Marino y se diferenció del legislador al asegurar que “nuestra organización jamás va a discriminar a los y las trabajadoras, sean de prensa o de cualquier otro sector. Mucho menos va a considerar la posibilidad de que sean tratados como personas descartables por tener una ideología diferente al gobierno de turno. Máxime cuando el propio Estado es el que se valió de su capacidad y fuerza laboral”. “Las compañeras y compañeros despedidos están siendo denigrados y expuestos como trofeos de guerra, por dirigentes sin vergüenza, ni empatía, alejados de la realidad del ciudadano de a pie. Lamentamos sus dichos por el profundo dolor ocasionado, más aún viniendo de un representante pampeano”, cierra el comunicado.