“No hay que atemorizar a la gente”

El ingeniero Eduardo Mangas explicó que el caudal de agua que entra es cada vez menor y que, en consecuencia, el ritmo de “subida” del nivel también disminuyó en las últimas semanas.

El ingeniero Eduardo Mangas, de la Administración Provincial del Agua (APA), aclaró que la situación en la que se encuentra hoy la Obra de los Daneses no es preocupante desmintiendo al diputado del PRO, Martín Aliaga, a quien pidió “no atemorizar a la gente”. Mangas, quien es supervisor de la obra, explicó que en la actualidad, considerando la que llegó proveniente de las inundaciones del Norte, el agua se encuentra a 60 centímetros de rebalsar el primer reservorio. Sin embargo, explicó que el caudal de agua que entra es cada vez menor y que, en consecuencia, el ritmo de “subida” del nivel también disminuyó en las últimas semanas. Por otro lado, indicó que “el agua no sube linealmente, sino que se expande. O sea que se amplía la superficie del cuenco”. Si por alguna razón –una lluvia superior a los 300 millímetros en toda la zona, que implicaría una masa de agua enorme que ingrese- ese primer embalse rebalsara, el agua iría a un segundo, que tiene una extensión superior a 3.000 hectáreas por inundar. Si esas 3.000 hectáreas se inundaran, entonces el agua se encaminaría por un canal que bordea a Quemú Quemú y que, a la vez que evitaría que el pueblo se inundara, llevaría el agua “hacia otros dos reservorios auxiliares de 1000 hectáreas ubicados al Este del pueblo” y previstos originalmente en el proyecto.
Rutas cortadas: el Gobierno Provincial cumple, Nación NO
Urtubey, duro con Cristina:
“Que Altolaguirre haga todas las denuncias que quiera”