Carrió amenazó a los gobernadores para que aprueben el Presupuesto 2019

Carrió amenazó a los gobernadores para que aprueben el Presupuesto 2019

La líder de la Coalición Cívica afirmó que “las provincias que quieran hacer nuevas obras tienen que firmar el Presupuesto Nacional”.

Elisa Carrió estuvo en la ciudad de Córdoba y disparó contra el gobernador Juan Schiaretti y el resto de los mandatarios peronistas y no peronistas. "Schiaretti tiene que apoyar porque si no, no tiene obras. No hay bancarrota del país porque podemos seguir trabajando con el Presupuesto del año anterior", dijo la diputada nacional de Cambiemos, en respuesta a las declaraciones de Schiaretti, quien aseguró que el Gobierno nacional tenía la responsabilidad de que Argentina "no se desbarranque". En ese sentido, Carrió aclaró que "a Schiaretti no es que no lo quiero, pero si no aprueban el Presupuesto, sigue el Presupuesto del año anterior y seguirán las obras plurianuales, las rutas y los mismos gastos", y amenazó: "Las provincias que quieran hacer nuevas obras tienen que firmar el Presupuesto nacional, entre ellas Córdoba". Asimismo, la ex candidata a presidente se preguntó “¿Por qué nadie fue tan machito para ir a reclamarle a Cristina, que le robaba todos los días la coparticipación? Lamento que no le hayan pedido nunca a Cristina lo que le piden hoy al Gobierno Nacional”. Por su parte, Alejandra Vigo, esposa de Schiaretti y actual diputada nacional, contestó los dichos de Carrió y los consideró como un “chantaje”. “Vino a chantajear directamente a los cordobeses. Creo que es un gran apriete el que acaba de hacer". Aún usa esos métodos de la dictadura con la que creo que estuvo relacionada hace tiempo. Vino a decir que si el Gobierno no hace tal cosa, no recibe del Gobierno nacional lo que además no recibió hasta el momento", expresó la mujer. Del mismo modo, respondió las declaraciones sobre el respeto a Cristina y afirmó que "si hubo una provincia que siempre se enfrentó al Gobierno de Cristina de Kirchner, fue Córdoba”, y consideró que los “dichos brutales y poco felices” de Carrió “son resabios de lo que ella representa".