Haití: protestas lograron frenar el aumento de los combustibles

Haití: protestas lograron frenar el aumento de los combustibles

El pueblo salió a la calle para reclamar por el incremento en el precio de las naftas y el gobierno tuvo que dar marcha atrás con la medida.

El gobierno de Haití y el FMI habían acordado un aumento del 38% para la gasolina, 47% para el diesel y 51% para el kerosene pero la gente salió a protestar a la calle y consiguieron que se deje sin efecto la decisión. Organizaciones sociales y sindicales también habían convocado a un paro para hoy y mañana para frenar el aumento de los combustibles, el cual era una medida que fue exigida por el FMI para poder prestarle dinero al país centroamericano. Las jornadas de protesta fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad y, según los medios locales, tres personas resultaron muertas. Sin embargo, a pesar de que el presidente haitiano dio marcha atrás con los aumentos de los precios, la gente continúa protestando en las calles por la crítica situación de la nación. El gobierno de Haití hizo un acuerdo con el FMI y debe reducir el gasto público y aumentar la recaudación fiscal. Por esa razón, el Ejecutivo sostiene que los combustibles y la electricidad son una carga económica para el Estado que significa un total de casi 500 millones de dólares anuales. Alrededor del 50% de las casas en Haití no tienen energía eléctrica y deben alumbrarse usando como fuente de energía el kerosene.