Un juez federal de Brasil ordenó liberar al expresidente Lula da Silva

Un juez federal de Brasil ordenó liberar al expresidente Lula da Silva

El magistrado Rogerio Favreto, del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, concedió un "habeas corpus" a Lula y pidió que la medida sea cumplida en régimen de "urgencia". Podría ser liberado este mismo domingo.

Un juez federal de Brasil ordenó hoy darle la libertad al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde el pasado 7 de abril para cumplir su condena de 12 años y un mes de prisión por delitos de corrupción vinculados al escándalo conocido como “Lava Jato”, confirmaron hoy fuentes oficiales. El juez Rogerio Favreto, del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, con sede en Porto Alegre, concedió un "habeas corpus" a Lula y pidió que la medida sea cumplida en régimen de "urgencia". El magistrado determinó la suspensión de la ejecución provisional de la pena y la puesta en libertad de Lula en régimen de "urgencia", por lo que el exmandatario podría ser liberado este mismo domingo. De acuerdo con el diario Folha de San Pablo, el magistrado dio lugar al recurso de hábeas corpus presentado el viernes por los diputados Wadih Damous, Paulo Pimenta y Paulo Teixeira, del PT, pidiendo que el expresidente fuera liberado inmediatamente ya que no había fundamento jurídico para su arresto. En su decisión, el juez argumentó también que la prisión del expresidente impide ejercer sus derechos como precandidato a la presidencia de la República, a pesar de que se encuentra virtualmente inhabilitado después de la condena en segunda instancia. Lula se encuentra detenido desde el pasado mes de abril en la sede de la Policía Federal de Curitiba, tras ser condenado en segunda instancia a 12 años y un mes de prisión. El exmandatario fue sentenciado previamente en julio del año pasado por el juez de primera instancia Sergio Moro, encargado en primera instancia de las investigaciones del caso Petrobras, a 9 años y 6 meses de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. Moro dio por comprobado que el expresidente se benefició de un apartamento en la playa a cambio de favorecer a la constructora OAS en la adjudicación de contratos públicos de la petrolera estatal Petrobras. Por ello la condena fue ampliada hasta los 12 años y 1 mes por un tribunal de apelación. Fuente: EFE