Tailandia: Murió uno de los rescatistas que ayudaba a sacar a los niños de la cueva

Tailandia: Murió uno de los rescatistas que ayudaba a sacar a los niños de la cueva

Un buzo de la Marina tailandesa falleció al quedarse sin oxígeno cuando se dirigía a llevarles provisiones a los chicos atrapados.

El rescatista Saman Kunande murió a sus 38 años en momentos en que llevaba provisiones a los niños atrapados en una cueva en Tailandia y se quedó sin oxígeno, según informaron las autoridades de aquel país. "La muerte de este experto buceador sirve para mostrar la dificultad de las tareas de rescate. A pesar del deceso no vamos a parar de trabajar para sacar al grupo", declaró Passkorn Boonyaluck, vicegobernador de la provincia norteña de Chiang Rai, donde están ubicadas las cuevas. El funcionario se refirió así a los 1,7 kilómetros de túneles estrechos llenos de agua turbia que tienen que atravesar los rescatistas cada vez que van hacia donde están las víctimas. El trayecto ida y vuelta puede llegar a tomarles 11 horas de buceo. Aparte de la preocupación por la temporada de lluvias se suma el faltante de oxígeno dentro de la cueva, para ello se planea extender una tubería que proporcione aire a los chicos y su entrenador atrapados. Las autoridades planifican sacar a los niños buceando o a través de algún hueco en la montaña. Los menores ya están recibiendo capacitación en buceo y el buen clima ha permitido drenar una gran cantidad de agua. Sin embargo, se especula con que las tareas de rescate serán graduales y todavía no se sabe cuando se los podrá sacar sanos y salvos.