Cooperativas y fábricas recuperadas tomaron el Ministerio de Energía

Cooperativas y fábricas recuperadas tomaron el Ministerio de Energía

La medida es en reclamo para que se detengan los cortes de suministros de luz. Un trabajador afirmó que “la situación es muy triste”.

Cooperativistas y trabajadores de empresas recuperadas tomaron el Ministerio de Energía de la Nación hoy miércoles por la mañana para pedirles a las autoridades que detengan los cortes de electricidad que están llevando a cabo por falta de pago. Jorge Reisch, integrante de la cooperativa Cueroflex de San Martín, declaró a la Radio AM750 que lograron ser recibidos por los funcionarios, quienes les prometieron que paralizarán los cortes y el martes próximo se reunirían de nuevo para “ver el tema de una tarifa diferenciada y la condonación de deuda”. El problema, explicó Reisch, es que el ministerio nunca cumplió con el acuerdo establecido de que las empresas se harían cargo de la mitad del monto de la boleta y la otra parte sería subsidiada por el Estado. “Estamos ahogados, es terrible lo que está pasando”, se lamentó el hombre, y detalló que la deuda total en su cooperativa es de 6 millones de pesos, sólo en concepto de luz. 80 familias son las que dependen de esas fuentes laborales: “este mes nos vino $600.000 de luz y $600.000 de gas. No da para más, no lo podemos pagar, encima en septiembre y octubre se viene un nuevo aumento. Ya está, nos quedamos en la calle”, indicó. “Ahora ellos lo que están haciendo es sacarnos de acá con un acuerdo, la mentira de siempre”, consideró el trabajador, quien se había esperanzado por el cambio de ministro porque “diálogo tuvimos durante dos años y nunca tuvimos una solución, nosotros queremos diálogo pero con soluciones”. Asimismo, el cooperativista alertó sobre la gravedad de los cortes porque puede llegar a haber conflictos cuando vayan a realizarlos. “El año pasado facturábamos 100 toneladas en promedio por mes y actualmente facturamos 30, menos de la mitad. La industria argentina está devastada”, concluyó.