Duro golpe para los pequeños productores

Duro golpe para los pequeños productores

El Ministerio de Agroindustria dio de baja el Monotributo Social Agropecuario y cien mil productores podrían tener que regresar a trabajar informalmente.

El Ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, hizo caso omiso al reclamo de los pequeños productores y decidió dejar sin efecto el Monotributo Social Agropecuario (MSA), medida que habilita el riesgo de que 100 mil beneficiarios deban volver a la informalidad. La Unión de Trabajadores de la Tierra presentó un amparo para que la cartera ministerial posibilitara la inscripción de más familias al Monotributo, el cual estaba paralizado hace más de un año. La respuesta del Ejecutivo nacional se dio horas después con un contundente desprecio hacia el reclamo. El MSA es gratuito y fue creado en el 2009 con el objetivo de que las familias regularicen su situación laboral y obtengan acceso a la salud, aportes jubilatorios y la posibilidad de facturar. Con su eliminación, los pequeños productores (que son los responsables del 60% de las frutas y verduras que consumimos los argentinos) tendrán que empezar a pagar el 25% del impuesto o darse de baja. El porcentaje significa $258 mensuales por miembro familiar y es un monto que muchas familias no están en condiciones de abonar.