Los jardines interminables

Los jardines interminables

Cambiemos había prometido 3.000 jardines de infantes para 2019 y hasta hoy sólo inauguraron 19. En La Pampa hay cuatro construcciones paralizadas.

En el debate presidencial de noviembre de 2015 entre los candidatos Daniel Scioli y Mauricio Macri, el actual presidente dijo que iba a construir 3.000 jardines de infantes en todo el país para equilibrar las posibilidades educativas de los más pequeños. Cuando en mayo de 2016 visitó Ingeniero Luiggi, volvió a prometer lo mismo, sin embargo, de los 4 jardines que le tocaban a La Pampa (uno en Luiggi y los tres restantes en Winifreda, General Pico y Santa Rosa) ninguno fue terminado y hoy están paralizados. Margarita Stolbizer presentaría una denuncia por este tema donde intenta averiguar qué se hizo con el dinero que supuestamente se iba a invertir en estas obras. Los delitos que les atribuye a integrantes del Gobierno Nacional son administración fraudulenta en perjuicio del Estado e incumplimiento de los deberes de funcionario público. El 1 de junio de 2016 Macri firmó un decreto donde delegó en el Ministerio de Educación las facultades para construir hasta 200 jardines y de manera casi paralela se hizo el llamado a licitación para los primeros 120 establecimientos que fueron distribuidos por cinco zonas del país. En la región donde estaba La Pampa, la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Escarabajal Ingeniería SRL y Bahía Blanca Viviendas SRL se comprometió a realizar 91 jardines que estarían terminados a mediados de 2017, pero ninguno de ellos está finalizado al día de hoy. En un momento de estos años, Cambiemos anunció que el plan de los 3.000 jardines se modificaría y se construirían 10.000 salas, como resultado de un pedido hecho por las provincias y municipios. El justificativo también apuntó a las jurisdicciones del interior por no tener terrenos nuevos disponibles para la construcción de los jardines, según palabras del propio Jefe de Gabinete Marcos Peña. La denuncia de Stolbizer asegura que el Ministerio de Educación de la Nación pagó a las empresas contratistas más de $400 millones en 2016, $1.800 millones en 2017 y en lo que va de este 2018 se desembolsaron casi $900 millones. Esto da un total de $3.100 millones en menos de tres años para obras que no fueron concretadas. Por su parte, la líder del GEN declaró que la cartera educativa nunca aclaró si el proyecto seguía vigente, cuál es el verdadero estado de las obras y a qué empresas se les había pagado. Stolbizer también consideró que el Gobierno Nacional tendría que haber sancionado a Escarabajal Ingeniería y Bahía Blanca Viviendas por no haber terminado las obras y por deberle más de nueves meses de aportes patronales a sus empleados.