Bomberos Voluntarios argentinos alertan sobre su difícil situación

Bomberos Voluntarios argentinos alertan sobre su difícil situación

El Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios se declaró en estado de alerta debido al desfinanciamiento que vienen sufriendo desde hace dos años por parte del Estado.

“La situación de desfinanciamiento que atraviesa a cada uno de los eslabones que componen el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, que se viene produciendo desde hace dos años y que en los últimos meses se ha profundizado ante el no cobro del subsidio 2018, nos lleva a declararnos en esta de Alerta ante la inminente imposibilidad de brindar a la comunidad el servicio de seguridad siniestral”, inicia el comunicado emitido por la entidad. La Federación de Bomberos de La Pampa fue uno de los firmantes del documento donde se denuncia la desidia del Gobierno Nacional para con más de 1.000 cuarteles que se abocan a salvar las vidas y los bienes de todos los argentinos. La nota explica que detectaron una disminución muy considerable de los recursos para su funcionamiento en el Presupuesto nacional 2018. “En el mismo se detectaba una reducción en la partida presupuestaria de un total del 40%, reduciéndosenos un 20% de lo distribuido en el año 2017, y no considerándosenos el incremento que para el año 2018 tendríamos por aumento de la situación inflacionaria”, detallaron. Los Bomberos acudieron en noviembre a la Cámara de Diputados para plantear su situación y les dijeron que no se preocuparan pero, seis meses después, aún no han obtenido ninguna respuesta “y tenemos conocimiento que no se ha gestionado desde el Ministerio de Seguridad el trámite de ampliación de partida que nos permitiría disponer de esos fondos”, aclara el escrito. “Sacaron de nuestra partida un total de $ 637.510.548,00; a lo que se le suma la pérdida del Excedente de Recaudación del año anterior por un total de $ 147.396.108,00; lo que fue pedido oportunamente y reiterado en este año, sin tener tampoco respuesta alguna”, especifica el comunicado, e informa que la explicación del Gobierno Nacional fue que la reducción respondía a un intento por disminuir el gasto público, aunque el financiamiento del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios proviene de una cuenta de recaudación a la cual todas las compañías aseguradoras de Argentina hacen su aporte obligatorio. Por si fuera poco, Cambiemos está intentando disminuir el monto de dicho aporte mediante la modificación de la ley correspondiente lo que perjudicaría “enormemente la prestación del servicio”. Los Bomberos Voluntarios exhortan “a nuestros representantes del pueblo” a que los acompañen “con el fin de no permitir que nos sigan quitando los fondos” y de evitar que los mismos “vayan a dar a manos del Gobierno Nacional y sostener movimientos políticos”. Por último, las entidades consideran que no corresponde “poner en riesgo la protección de la seguridad siniestral de nuestros pueblos; quienes confían y cuidan de este Sistema, y a quienes intentaremos por todos los medios no dejar de asistir. Para ello estamos formados y nuestra convicción es la ayuda”.