Hungría elevó su recaudación fiscal al bajar los impuestos a las empresas

Hungría elevó su recaudación fiscal al bajar los impuestos a las empresas

El país europeo logró descender a un 9% el nivel de sus tasas impositivas para los emprendimientos empresariales. Es el lugar de la Unión Europea donde menos se les cobra a las empresas.

Hungría comenzó un proceso gradual de rebaja de impuestos a las empresas que, luego de una década de desarrollo, consiguió que el nivel de carga impositiva baje de 20% hace más de ocho años a 9% desde enero pasado. Durante ese período también se implementó una modalidad diferenciada que dividía a las pymes entre aquellas que obtenían ganancias menores a los 2 millones de euros anuales (que sólo pagaban un 10%) y las que facturaban por encima de ese monto (y pagaban un 19% de impuestos). Recientemente, el gobierno local decidió igualar a todos los actores para que paguen lo mismo de tasa impositiva. Las estadísticas concretas de la iniciativa todavía no están disponibles, aunque estimaciones oficiales prevén que la recaudación fiscal, al contrario de lo que se puede suponer, no descendió sino que aumentó a lo largo del último año. Esta información fue difundida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), organismo que en septiembre pasado publicó un informe donde afirmaba que los países que la integran bajaron sus niveles de impuestos para empresas de un 32,2% a un 24,7%, en promedio, entre los años 2000 y 2016. La OCDE detalló que las naciones eligen otorgar estas rebajas para volverse más atractivas y aseguraron que eso no acarrea una menor tasación del capital porque igual aumentan los gravámenes particulares a través del impuesto a la renta. Su secretario general, Ángel Gurría, reconoció que este tipo de medidas plantea un desafío a los gobiernos en cuanto a los fondos para gasto público (infraestructura, servicios públicos, programas sociales) aunque argumentó que la recaudación fiscal no decayó porque se amplió la base imponible.