Dejar todo, y emprender siguiendo el gusto propio

Dejar todo, y emprender siguiendo el gusto propio

No existen muchos lugares en la provincia de La Pampa donde se pueda llevar a arreglar un celular, y uno de esos pocos reductos que se dedican a esta actividad para la cual se necesita conocimiento, capacitación y mucha paciencia está en La Adela, bien al sur del territorio pampeano, sobre la vera del río Colorado.

Carlos Honrado es el responsable de este servicio. Un día el hombre se cansó de trabajar como técnico de computadoras para una conocida cadena de venta de electrodomésticos y artículos para el hogar y se decidió a comenzar su propio emprendimiento. Vio el nicho, ya que en la comarca donde vive las personas tenían que enviar sus teléfonos a Bahía Blanca, Buenos Aires o Mar del Plata para que se los arreglen y eso demoraba semanas. “Quería hacer algo que no esté dentro de la localidad, solucionar las cosas rápido y darle una solución eficaz al cliente y evitar que esa ganancia se fuera a otro lado”, explicó el joven sobre su idea primera al animarse a desarrollar su comercio que además de dar practicidad a los habitantes de La Adela, impide que ese dinero se gaste en otra ciudad y quedé allí en su comunidad. Después de estar 10 años en su anterior trabajo y cansarse de observar la competencia existente entre colegas, decidió cambiar de rubro. Se acercó a la Oficina de Empleo Municipal y percibió la ayuda y los medios necesarios para iniciar su negocio de servicio técnico de celulares, convencido de que el presente, pero sobre todo el futuro, se basan en la tecnificación y la capacitación. Carlos es oriundo de Río Colorado, localidad rionegrina que se encuentra a pasos de La Adela. Tiene 37 años y está en pareja con Carlina; por el momento no tienen hijos porque la prioridad es otra. Actualmente están construyendo su casa sobre la barda que está cercana a la ruta nacional Nº 22 y después seguramente llegarán los niños que terminarán de formar esa familia que tanto sueñan. Y no es difícil creerle cuando se escucha el sentimiento que le pone al describir a la comarca donde desarrolla su vida. “Es un pueblo muy lindo que está a la vera del un río, tenemos un balneario hermoso, mucha vegetación y mucho para recorrer. Además estás cerca de un montón de lugares, tenemos muchos emprendimientos grandes, un parque industrial, una plantación de almendras, entre otras cosas”, le contó a Guía en La Pampa. Hace 3 años y medio que Carlos se dedica a arreglar celulares y, según su opinión, tiene laburo para rato ya que “el mercado va a seguir creciendo cada vez más, yo ahora estoy saturado de trabajo. No quiero seguir creciendo por ahora para no incumplir con los clientes, estoy tratando de que mi hermano Pablo se acerque a darme una mano”. Pablo es el hermano mayor de Carlos que vive al otro lado del Colorado y quien recibe las computadoras que le manda desde La Adela su hermano menor para que las repare. “Yo lo que hago más que nada es recuperación de placa. Por ejemplo, a alguien se le mojó el teléfono y yo lo sumerjo en una lavadora que es ultrasonido y se le hace un proceso con una mezcla de alcoholes y otros abrasivos para retirar todo el óxido que hace corrosión en las soldaduras y en la quema de componentes”, detalló el trabajador su labor. Con el acompañamiento del programa de emprendedores donde se inscribió, pudo adquirir otras herramientas “que son mucho más complejas, compré la máquina para soldar infrarrojo por chorro de aire caliente y por cautín, es una máquina regulable que me permite hacer trabajos de precisión y también conseguí microscopios para trabajar con cosas más pequeñas y ver todo lo que es fallas y roturas”. En la pormenorizada descripción que hace de sus elementos de trabajo se confirma que lo de Carlos no es un hobby, él vive de esto, y no es un logro menor teniendo en cuenta la situación económica y social que está atravesando el país. “Esto te llena de honor porque están dándole uso a tus conocimientos y además te hace crecer mucho, la verdad que estoy muy conforme. A mí me llena de orgullo porque empecé de muy abajo y me está yendo muy bien”, confesó el emprendedor.