RIO ATUEL LA PAMPEANIDAD Y EL SÓLIDO ARGUMENTO DEL RECLAMO

RIO ATUEL LA PAMPEANIDAD Y EL SÓLIDO ARGUMENTO DEL RECLAMO

La historia del robo del Río Atuel no es nueva.

La provincialización de La Pampa sirvió para que comenzara a organizarse el reclamo político que en la actualidad, está en la cresta de la ola y demuestra que la postura de la provincia de Mendoza es poco menos que sostenible. Tal vez por ese motivo el representante de Nación en la audiencia de conciliación celebrada en el máximo órgano de justicia del país, provocó situaciones tan incómodas que como consecuencia produjeron la rápida salida del Subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa, lo que significó un real desaire para los integrantes del máximo tribunal. Pero de la sólida postura demostrada por el gobierno pampeano, se desprende un detalle muy significativo: la pampeanidad va mucho más allá de las fronteras políticas intra muro. Prueba de eso es que, quien lideró el reclamo político, el gobernador Carlos Verna, no es pampeano y lo que más sorprendió fue que dentro de los “amigos” del tribunal, había gente que tampoco era pampeana de origen, pero se consideran pampeanos “por adopción”. La lectura de este hecho innegable es que los derechos de la provincia sobre el uso de las aguas del río Atuel son inalienables. La condena a la que fue sometida unilateralmente por Mendoza a dejar sin agua al oeste provincial y la insostenible postura de no querer integrar un Comité de Cuenca como marca la legislación, son detalles que no pasaron por alto al tribunal, que dedicó el tiempo necesario para escuchar los distintos argumentos. Y en el marco de la pampeanidad entendida como algo que está más allá de los límites políticos, expusieron la defensa tanto pampeanos, como habitantes de este suelo con origen en otras provincias. Ese el el argumento más sólido que hizo tambalear la defensa de la provincia cuyana, que a las claras se muestra mezquina. La pampeanidad no se expresó solamente con los testimonios de los habitantes originarios, sino también con el argumento sólido, científico e irrefutable de técnicos de la Universidad Nacional de La Pampa que demostraron no sólo las consecuencias del flagelo que significó para el oeste de la provincia el robo del río, sino que la recuperación de esa región es posible en el mediano y largo plazo, si simplemente se aplica la ley y el respeto de la interprovincialidad de los ríos. Las exposiciones trajeron un viento de esperanza, no sólo para quienes defendieron con altura los derechos de los pampeanos y sus habitantes. Sólo resta que se expida el máximo tribunal de la Nación según establecen los escritos, superando la etapa probatoria en lo que se supone un trámite duro y extenso. De eso se desprende que habrá que tener paciencia, porque es como si esto recién empezara, pero de Paciencia los pampeanos tenemos Experiencia y sobre todo Actitud en la decisión de No Ceder a Nuestros Derechos, lo que fortalece la Esperanza en la espera de la Decisión Final.