Cocina de coimas

Cocina de coimasCocina de coimasCocina de coimasCocina de coimas

El Intendente de Quilmes, Martiniano Molina, está sospechado de estar involucrado con los responsables del caso de coimas que cobraban policías de esa localidad por custodiar comercios, escuelas privadas y empresas y que se conoció hace algunas semanas.

El oficial Pablo Fuchs está indicado como el que comandaba este grupo que se quedaba con el 70% del dinero que les pagaba la Municipalidad a los agentes que realizaban las tareas de cuidado, dentro de su horario de servicio cuando en realidad tendrían que hacerlo por fuera de este. Nuevas imágenes y filmaciones demuestran que Fuchs fue un activo militante de la campaña de Cambiemos durante las elecciones del 2015 y que también estuvo presente festejando cuando el ex cocinero se convirtió en intendente de Quilmes. Por si esto fuera poco, actualmente se desempeña como custodio personal del jefe comunal. Además, el abogado defensor de los policías acusados es Osvaldo Fiorenza que trabaja como asesor categoría “A” de la Secretaría de Gobierno en el municipio que gobierna Molina, y está casado con una concejera escolar del Pro. Por otro lado, el Dr. Ibarra es quien patrocina a los denunciantes de esta mafia policial y afirmó que no lo dejan acceder al expediente de la causa y acusó al fiscal Zaizar, que está a cargo de la investigación, de “actuar casi como abogado defensor de Fuchs” ya que trabajaron juntos por 8 años en los tribunales de Quilmes.
El desafío del cambio en el uso del suelo
Deuda sin fin
Ortellado: “La Cobertura Universal de Salud es una estafa”