Para Peña, el tarifazo es una sensación

Para Peña, el tarifazo es una sensaciónPara Peña, el tarifazo es una sensaciónPara Peña, el tarifazo es una sensación

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, declaró en una radio porteña que los aumentos acaecidos en los servicios públicos son “una percepción subjetiva” y que “no hay sorpresas”, en referencia al presumible incremento a realizarse después de las elecciones del 22 de octubre.

Definió a los próximos incrementos de luz y gas como “un camino gradual de modificación tarifaria”, sin embargo de gradual no tiene nada ya que en el 2016 el precio de la energía eléctrica sufrió un aumento del 500%, este año lleva acumulado un 148% y se calcula que en el 2018 llegará a costar un 50% más. Por su parte, el gas intentó ser subido en un 1000% durante el 2016 pero por suerte fue frenado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que lo redujo al 400%, y hasta abril de 2017 había aumentado un 40%. La manera que encontró Peña para justificar esta escalada de suba de precios de los servicios fue decir que “son porcentajes más bajos que el año pasado” y, fiel al discurso oficialista, aseguró que “el año que viene es un año de recuperación de salario real y generación de empleo, no vamos a vivir un año como el año pasado” (en referencia al 2016). Mucha gente ha perdido poder adquisitivo o, directamente, se ha quedado sin trabajo, y para esos perjudicados el aumento de los servicios públicos no es una “percepción” personal sino una realidad concreta. Por lo visto, el funcionario reconoce que el 2016 fue un mal año de gestión y aunque habían prometido que el crecimiento se produciría este 2017, ahora lo volvieron a correr para el 2018.
Menos jardines, más deuda
Inundación: enviarán máquinas a Van Praet
Aumentos del 60% en las comisiones de las tarjetas de crédito