Quebró una low cost inglesa

Quebró una low cost inglesaQuebró una low cost inglesa

La quinta aerolínea más importante de Gran Bretaña, Monarch, acaba de presentar su quiebra y dejó varados a 110.000 pasajeros en el extranjero y a otros 300.000 que ya habían sacado sus pasajes para viajar en los próximos días.

La low cost fue fundada en 1.968 y oficializó su bancarrota al no llegar a un acuerdo con la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido para renovar su licencia, a partir de la cual la empresa especulaba vender nuevos paquetes turísticos. El organismo aseguró que se trata de un caso “sin precedentes” e informó que los pasajeros que se encuentran en el exterior podrán retornar a su país de origen sin ningún gasto extra, mediante vuelos de otras compañías y alquiler de aeronaves. La firma realizaba viajes a distintos países de Europa como España, Italia, Grecia, Chipre, Portugal, y durante el año pasado transportó a 6.300.000 de pasajeros. A raíz de su cierre, 2.100 personas se quedarán sin empleo. Los inconvenientes financieros que suelen atravesar las low cost, pudo verse en nuestro país semanas atrás cuando la empresa Ryanair decidió cancelar un gran número de vuelos que se iban a realizar en los próximos meses debido, supuestamente, a un error en la distribución de las vacaciones de sus pilotos.