Vidal, la superstar

Vidal, la superstarVidal, la superstar

La Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, posee gustos para nada baratos e invierte altos montos de dinero público para satisfacerlos, además de que hace ya 3 meses que delegó sus obligaciones ejecutivas mediante un decreto para dedicarse de lleno a la campaña electoral.

La funcionaria, los 14 ministros, los 6 secretarios y 60 subsecretarios de su administración gastan $363.300.000 anuales en asesores, según el Expediente 24000-0423/16 30. Este monto está muy por encima del que pacta la ley 10.430, la cual indica que la máxima autoridad puede tener 3 asesores, los ministros y secretarios también 3 y los subsecretarios 2. Otro “lujo” que suele darse la mandataria son los viajes en helicóptero, ya que utiliza este medio de transporte durante 20 días al mes. Teniendo en cuenta que el valor de la hora de vuelo es de alrededor de U$S 6.000, la suma total anual asciende a U$S 2.880.000. La mudanza a una vivienda a construirse en la base aérea de Morón, fue otra exigencia que le costó muy cara al Estado. La obra salió alrededor de $660.810,94, según el Boletín Oficial de la gobernación. El gobierno de Vidal dejó sin partidas alimentarias a 300.000 niños en todo el territorio bonaerense pero, asimismo, en cada coffee break de su gestión está contemplado un gasto de $183,60 por persona, además de “morenitos de jamón crudo, rúcula y parmesano” y “sacramentitos de muzzarella y jamón”, entre otras delicadezas. Mientras Vidal le pide a los habitantes que tengan “esperanza” y que “confíen”, ella dilapida los recursos monetarios del Estado provincial en la campaña electoral y en gastos superficiales que van en sentido contrario a lo que exige.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”