Discriminación productiva

Discriminación productivaDiscriminación productivaDiscriminación productiva

El Ministerio de Agroindustria de la Nación, a cargo de Ricardo Buryaile, publicó el pasado 6 de septiembre en el Boletín Oficial una serie de nuevos requisitos que perjudican a los pequeños y medianos productores de origen extranjero.

La medida modifica un programa de asistencia técnica orientado a este segmento de trabajadores de la tierra al exigir que el beneficiado sea “nacido en territorio argentino, o ser hijo de ciudadano nativo”. De esta manera, quedarían excluidos un 80% de los productores que conforman los cordones hortícolas periurbanos de Buenos Aires, Corrientes, Salta y Jujuy, quienes en su mayoría son originarios de Bolivia. La explicación del Gobierno Nacional para modificar este programa de “Cambio Rural”, que existe desde el año 1993, es que el mismo “ha ido desviándose paulatinamente del fundamento de su acción”. Distintas agrupaciones que nuclean a los pequeños productores explicaron que ya se recortaron 780 cupos de asistencia a estas familias, significando también la pérdida laboral de 500 ingenieros agrónomos porque una de las ayudas de “Cambio Rural” es abonar parte de los honorarios de los profesionales que capacitan a los trabajadores de la tierra. Asimismo, aseguraron que recurrirán al INADI por considerar que se trata de una reglamentación discriminatoria que ni siquiera incluye a los argentinos nacionalizados, además de que deja en situación de vulnerabilidad a más de 10.000 familias que producen verduras de hoja para abastecer el mercado interno.