Le quitaron el mono que salvó y crió

Le quitaron el mono que salvó y crióLe quitaron el mono que salvó y crió

Un joven salteño le salvó la vida a un pequeño mono bebé al rescatarlo de un incendio que se había producido en la localidad de Campamento Vespucio. “Fue el 10 de enero de 2014, el monito entraba en la palma de mi mano”, explicó Ignacio Somacal.

Desde ese momento en que lo salvó de un incendio ocurrido en la ladera de un cerro, Ignacio decidió hacerse cargo del animal y lo bautizó con el nombre de Martín. El muchacho asegura que lo cuida “como si fuera un hijo” y que aunque lo quiso dejar ir muchas veces “el mono se me prendía de la pierna, no se iba. Me fui al monte a caminar, lo quise largar y no se va”. Sin embargo, el martes pasado la policía se llevó a su mascota y argumentó que “rescataron a un mono que se encontraba cautivo en una vivienda de la localidad de Campamento Vespucio”. “Lo veía todo el mundo al mono, yo vivo al frente de una escuela primaria, salían los chicos y se ponían a jugar con él, jamás tuve ningún problema, no es un mono que lo tengo hace una semana”, explicó el joven. Admitió que “está mal tener un animal de esta especie domesticado” pero “si yo supiera que va a estar en un lugar mejor lo dejo, pero yo se que no se va a adaptar”, y añadió que está haciendo “lo imposible por recuperarlo”.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”