Hizo agua

Hizo agua

El subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa, salió a responder los dichos del subsecretario de Obras Públicas, Juan Carlos Guzmán, sobre la situación planteada en torno a la construcción de las segundas etapas del Acueducto y la Obra de los Daneses. Pero…

El lunes, en conferencia de prensa, Guzmán le respondió al diputado nacional de Cambiemos, Martín Maquieyra, quien había dicho que ante la falta de avance en las obras y el avance del año en el calendario –ingresamos en el noveno mes- existía riesgo de que las mismas “perdieran” el financiamiento previsto para este 2017 en el Presupuesto Nacional. Guzmán respondió, al respecto, que esos dichos pueden generar “confusión” en tiempos electorales y aseguró que “toda la información requerida” desde Nación al respecto fue contestada en tiempo y forma, algo que avaló con documentación. Ahora, Bereciartúa salió a dar la versión del Gobierno Nacional. Y aunque siempre habló del nivel de diálogo y transparencia “inéditos” que “este Gobierno” imprimió a la relación con las provincias en materias de obra, dejó en claro que esa apertura está supeditada a que estas últimas acepten sin chistar las condiciones que imprimen desde Casa Rosada. Así, por ejemplo, remarcó como una de las “trabas” el hecho de que La Pampa no acepte pagar el 30 por ciento de la obra, pero no dijo nada del convenio que existe indicando que Nación se haría cargo del 100 por ciento. ¿Qué lo había mencionado el ministro del Interior, Rogelio Frigerio?. “Lo habrán malinterpretado”… Por las dudas, vale aclarar algo: Nación financia el 100 por ciento de distintas obras en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Vinculado con esta “traba” se adivina otra pretensión de Nación: que las obras sean afrontadas “con inversores del sector privado”. Aunque suene razonable a partir de los montos de los que se habla, eso también abre la puerta a la privatización posterior de los servicios (agua en el caso del Acueducto), práctica que los argentinos, y los pampeanos, sufrimos cotidianamente. En este sentido, el Gobierno Provincial ya mostró los dientes ante Camuzzi y su calidad de prestador del servicio de gas. “La Pampa es una de las provincias en donde no podemos avanzar, una diferencia clara con el resto del país, en donde esta fórmula está funcionando. Tenemos que tener una apertura y ser objetivos. Es nuestra obligación que se avance en las soluciones que requieren las provincias, pero tenemos que entender que se hace en base a trabajo, no en base a declaraciones, sino en presentar proyectos”, relató, en lo que podría interpretarse como un tirón de orejas al propio Maquieyra, que en estos temas habló más que lo que hizo. Tampoco respondió con claridad sobre su ausencia en la audiencia de conciliación por el Atuel que se llevó a cabo en la Corte. Simplemente dijo que “el Gobierno Nacional está mostrando un nivel de proactividad inédito” para lograr una salida consensuada entre La Pampa y Mendoza. No obstante, habiendo sido designado por el Gobierno Nacional, abandonó la audiencia antes de dar a conocer esas acciones. Sí fue claro en cuanto a la necesidad de contar con un plan de llenado detallado y un estudio de impacto ambiental antes de que Macri laude sobre Portezuelo del Viento, los mismos reclamos que motivaron las quejas desde el Gobierno de La Pampa y que, en su momento, le valió a Verna la calificación de “difícil” por el propio Macri. Difícil, en realidad, es dialogar cuando una parte es la única que “habla”. Este camino por el que ha optado el Gobierno Nacional es eso, aunque se disfrace de distintas maneras, como la “falta de información” en este caso.
Rutas cortadas: el Gobierno Provincial cumple, Nación NO
Urtubey, duro con Cristina:
“Que Altolaguirre haga todas las denuncias que quiera”