Los números oficiales mienten

Los números oficiales mientenLos números oficiales mienten

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) demuestra que la recuperación del empleo que publicita el Gobierno Nacional se debe, en realidad, a la regularización de monotributistas y al sector estatal.

Desde que los monotributistas pueden cobrar la Asignación Universal por Hijo, su regularización significó un 77% de aumento en puestos de trabajo, pero el sector privado, y principalmente el industrial, siguen mostrando valores negativos. El empleo tuvo un aumento de 159.800 nuevos puestos desde noviembre de 2015, según datos del Ministerio de Trabajo de la Nación. Sin embargo, el CEPA realizó un análisis más pormenorizado y mostró lo siguiente: · En los puestos de empleo del sector privado no se ha recuperado lo perdido, ya que en relación a noviembre de 2015, hay 33.000 empleos menos. · En el sector público hay 57.400 empleados más que hace casi dos años atrás (Cambiemos echó trabajadores para nombrar personas afines a su partido). · La categoría de monotributistas es la que presenta mayor aumento de trabajadores, que ahora son 122.800 más que los que había en noviembre de 2015. Desde el organismo explican que este fenómeno “es sólo marginal, es decir, no se está generando empleo precario de esas características, al menos de manera significativa” y agregan que “los nuevos monotributistas” son personas que se registraron en esta categoría al haber sido dados de baja “de oficio” y, por esa razón, no aparecían en la estadística. “Estos contribuyentes no podían percibir la AUH como desocupados porque figuraban en los registros como inscriptos en el monotributo, pero tampoco podían cobrar la AUH como monotributistas, por la exigencia de estar al día en el pago de sus aportes”, por lo cual, “creemos que esos monotributistas regularizaron su situación para poder cobrar la asignación”. De esta manera, al momento en que estas personas regularizaron su situación laboral pasaron a ser contabilizados como nuevos trabajadores “pero en realidad, están lejos de reflejar un cambio de dinámica en el empleo”.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”