Con los amigos no

Con los amigos noCon los amigos noCon los amigos no

El ex Procurador del Tesoro de la Nación, Carlos Balbín, fue despedido de su cargo por tratar de impulsar una denuncia contra el empresario y amigo del Presidente Macri, Joe Lewis.

Balbín tenía la intención de denunciar a Lewis por el delito de “lesividad” al comprar 11.000 hectáreas en la Patagonia, las cuales incluyen el Lago Escondido, y su acceso está vedado al público. Este hecho sucedió en el 2016 y el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, rechazó de plano la iniciativa aduciendo que “el delito estaba prescripto por el tiempo transcurrido se convertía en un dispendio jurisdiccional inútil”, o dicho de otra manera, a los amigos presidenciales no se los toca. La situación se conoció gracias al senador Fernando “Pino” Solanas, el abogado Enrique Viale y el investigador Alejandro Olmos Gaona, quienes acusaron a Frigerio de “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”. El caso de Balbín cobró notoriedad recién ahora debido a la protección mediática que posee Cambiemos, y por si esto fuera poco, es probable que la Justicia también favorezca al oficialismo porque la causa quedó radicada en el juzgado del juez Martínez de Giorgi del juzgado federal 8 y la fiscalía 4 a cargo de Carlos Stornelli, todos hombres de buenas relaciones con Macri y sus secuaces.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”