La letra chica del WhatsApp

La letra chica del WhatsApp

Como en todas las cosas, la “letra chica” de WhatsApp representa una posibilidad para que la aplicación de mensajería instantánea más popular del mundo (1.000 millones de personas) cambie cuando desee las “reglas de juego”.

Así, cuando se aceptan las bases y condiciones, se acepta por ejemplo que "Podemos cobrarte por nuestros servicios, incluidos los impuestos correspondientes". También queda muy claro que al aceptar el uso de la aplicación y descargarla en nuestro móvil, se renuncia a cualquier derecho a demandar a la compañía ante un juez porque “aceptas librar a WhatsApp de toda obligación, daño, indemnización, pérdida y gasto de cualquier tipo". Son algunas de las demostraciones que también WA incluye cosas de las que prefiere no contar mucho...
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”