Congelamiento de precios pero con despido incluido

Congelamiento de precios pero con despido incluidoCongelamiento de precios pero con despido incluido

La cadena de supermercados Carrefour cerró las puertas de cinco de sus sucursales ubicadas en la ciudad de Buenos Aires en la última semana, sumándose a los locales de la empresa francesa que ya vienen cerrando en los últimos dos años.

Esta medida se realizó sólo días después de que la misma empresa difundiera su iniciativa de congelar los precios de 1.300 productos que son producidos y comercializados en sus distintos establecimientos, hasta enero del 2018. Un dirigente del Sindicato de Empleados de Comercio porteño, explicó que “a los trabajadores les ofrecen retiros voluntarios o reubicarlos en otros supermercados”. La situación es compleja porque intervienen variables que son el resultado de las políticas económicas implementadas por el Gobierno Nacional, y que produjeron pérdida del poder adquisitivo en la población y reducción del mercado interno, así como de nuevas formas de comercialización que están empezando a utilizar los hiper. Según datos del Indec, en los últimos dos años el empleo en los supermercados se redujo un 5,4% (5.405 puestos de trabajo menos), y en la comparación entre abril de 2015 y mismo mes del 2017, los empleados del sector pasaron de ser 100.100 a quedar 94.695; mientras que el personal jerárquico experimentó una merma de 849 trabajadores.
Menos jardines, más deuda
Inundación: enviarán máquinas a Van Praet
Aumentos del 60% en las comisiones de las tarjetas de crédito