De eso no se habla

De eso no se hablaDe eso no se hablaDe eso no se habla

Una madre decidió retirar a su hijo del colegio porque estaba planificada una charla sobre la desaparición de Santiago Maldonado, el joven que fue desaparecido hace un mes durante una protesta en Cushamen (Chubut) y que tiene a Gendarmería Nacional como principal sospechosa.

El hecho ocurrió en la escuela “Capitán de Fragata Pedro E. Giachino”, en la ciudad de Jesús María (Córdoba), donde el director del establecimiento había autorizado a los docentes a tratar de tema de Maldonado si así lo creían conveniente. Luciana, la madre del alumno, no estuvo de acuerdo con la iniciativa y argumentó que “mi hijo tiene nueve años y tiene familiares de Gendarmería, no quería que mi hijo este presente si se iba a abordar el caso de Santiago Maldonado". “No comparto que se traten temas políticos y menos a esa edad, y a eso se suma el vínculo que tenemos con los gendarmes”, amplió la mujer. La actitud de Luciana no tiene nada de malo, ya que cada padre, madre o tutor de un menor tiene la potestad de decidir sobre lo que cree más conveniente para su hijo o hija pero la razón que se da en este caso (“temas políticos”) no es correcta, porque la desaparición de una persona a manos del Estado es un tema social que nos debe preocupar a todos como comunidad, más allá de los partidismos que pueden llegar a existir.
Rutas cortadas: el Gobierno Provincial cumple, Nación NO
Urtubey, duro con Cristina:
“Que Altolaguirre haga todas las denuncias que quiera”