Baños compartidos

Baños compartidosBaños compartidos

Una iniciativa novedosa viene creciendo de manera muy gradual en nuestro país y tiene que ver con la implementación de baños públicos unisex, es decir, para ser usados por personas de diferentes sexos.

Hace 15 días se inauguró uno en la planta baja de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) con un cartel en la entrada que explica: “para todas las personas que quieran utilizarlo”. No es la primera vez que se realiza una innovación de este tipo en Argentina, ya que la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata en 2012, la Universidad Nacional de Cuyo en 2016 y la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba en 2017 también dispusieron baños sin distinción de sexos. Algunos especialistas y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) ven con buenos ojos este tipo de medidas porque consideran que facilita el acceso a instalaciones sanitarias no sólo de personas trans sino también de padres con hijas, madres con hijos y personas con alguna discapacidad que necesitan de la colaboración de una persona de otro sexo para ser asistidos. Silvina Maddaleno, responsable del área de diversidad sexual del Inadi, detalló que "el baño público tal cual existe hoy es un lugar que se presta a la discriminación de aquellos que no cumplen con el formato hegemónico de identidad. Así que es un espacio clave para desarrollar políticas públicas inclusivas. Donde se implementaron los baños mixtos, disminuyeron los episodios de violencia y discriminación. Todo lo que apunta a romper el binarismo es socialmente enriquecedor. Claro, la tarea más difícil es el cambio cultural". Como todo cambio de costumbres, los baños mixtos acarrean un desafío cultural que no será resuelto en el corto plazo. Seguramente despertará más de una opinión en contrario y traerá diversas polémicas, pero lo cierto es que ya están en funcionamiento y, como sociedad, no tenemos otra opción que ponerlos en discusión.
El desafío del cambio en el uso del suelo
Deuda sin fin
El recuerdo de Benedetto