Menos jardines, más deuda

Menos jardines, más deudaMenos jardines, más deuda

La deuda emitida por el Gobierno Nacional, las provincias y las empresas privadas en los últimos 20 meses superó los U$S100.000.000.000 y durante este año se destinarán U$S9.000.000.000, solamente al pago de intereses.

Esto significa un aumento del 35% respecto al 2016 y del 90% en relación al 2015, según publicó el Observatorio de la Deuda Externa de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). El informe también destaca que cada vez crece más la cantidad de dinero público que se asigna al pago de deudas, lo que produce un descenso en el nivel de inversiones sociales y promoción de sectores productivos. Actualmente se utiliza un 7% del presupuesto nacional para pagar intereses de deuda, mientras que en el 2015 ese porcentaje era del 3% y si se lo compara con otros ítems se concluye que ahora se destina un 352% más de recursos para abonar deuda que para promoción y asistencia social, un 421% más que en vivienda y urbanismo, un 80% más que en salud y un 23% más que en subsidios al transporte. Nicolás Trotta, rector de la UMET, explicó que “si consideramos los valores extraordinarios de estas erogaciones, el valor comparativamente permitiría multiplicar con creces el presupuesto total de ciencia; o pagar 1.600.000 nuevas jubilaciones de $7.500; o en su defecto duplicar los haberes mínimos de los actuales perceptores. Otro destino: incrementar al doble el salario social complementario (hoy de $4.030) para más de 1.500.000 titulares o, en forma combinada, pagar buena parte del Programa de Emergencia Alimentaria si se aprobara el proyecto de ley impulsado en el Congreso Nacional”. A raíz de estos datos puede comprenderse mejor porque el Gobierno Nacional volvió a incumplir otra promesa de campaña y admitió que no va a construir los 3.000 jardines anunciados, ya que el pago a los acreedores externos es más prioritario.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”