Cooperar con las cooperativas, un buen plan

Cooperar con las cooperativas, un buen plan

Bajo el programa de Asistencia Crediticia a Entidades Solidarias, la Subsecretaría de Cooperativas entregó créditos a las cooperativas de Colonia Barón y General Pico.

El hecho puntual permite adivinar una intención de fomento que, más allá de que debiera ser la norma, no deja de ser destacable porque la incidencia de la historia de las cooperativas en la provincia lo justifica largamente. Desde los casos más conocidos hasta los más ignotos, han sido instituciones de fomento para el desarrollo de sus pueblos tanto proveyendo servicios de calidad a bajo precio como mejorando las condiciones de producción o venta de lo producido. En ese marco, desprovistas de la lógica del mercado –no mover un dedo si no hay lucro- han competido en desiguales condiciones con verdaderos “pulpos” de billeteras mucho más grandes, espaldas mucho más anchas y relaciones mucho más aceitadas con los poderosos. En este contexto, sus relaciones con los gobiernos de turno han sido sinuosas, con idas y vueltas. Por eso no es un dato menor, al fin y al cabo, cuando su apoyo se convierte en una política de Estado para una gestión, porque así pueden sumar equipamiento para brindar mejores servicios. Al fin y al cabo, las cooperativas no representan sólo una forma de hacer las cosas, sino la única para muchos pueblos.
Rutas cortadas: el Gobierno Provincial cumple, Nación NO
Urtubey, duro con Cristina:
“Que Altolaguirre haga todas las denuncias que quiera”