El Papa intervino y el Luna Park no se vende

El Papa intervino y el Luna Park no se vendeEl Papa intervino y el Luna Park no se vende

A partir de un pedido expreso del Papa Francisco, la Iglesia Católica Argentina rechazará cualquier intento de compra del mítico estadio Luna Park, informó el diario Infobae.

Los rumores sobre el interés de un grupo empresario europeo en hacerse de las instalaciones a través del pago de 45 millones de dólares generó en las últimas semanas revuelo en la Iglesia, que lo tiene a su cargo desde 2013, cuando se lo cedió Ernestina de Lectoure. De hecho, la administración está a cargo del Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires. Desde ese lugar confirmaron que "siempre hay interés por los terrenos del Estadio" y que la intención de compra es algo común. "Todo el tiempo se acercan propuestas y ofertas, sólo que algunas trascienden y otras no. La venta del Luna no está en los planes. Casi te diría que es imposible que la Iglesia ceda su potestad sobre el estadio en algún momento". ¿Por qué la oposición de Francisco? Por dos motivos: el primero porque resultaría cuanto menos incómodo presentar un negocio de esa magnitud, el segundo porque tenía una relación personal con Ernestina.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”