¿Los argentinos somos quilomberos?

¿Los argentinos somos quilomberos?¿Los argentinos somos quilomberos?¿Los argentinos somos quilomberos?¿Los argentinos somos quilomberos?

Daniel Pardo, un corresponsal de la BBC, escribió un artículo donde analiza el nivel de protestas de los argentinos y el por qué de las mismas, y expresó que el argentino “arma quilombo cuando se siente agraviado, desatendido, humillado o víctima de una injusticia”.

Nuestro país es el segundo a nivel mundial que más huelgas produce por año, superado solamente por Alemania. En el 2015 se llevaron a cabo 1.235 reclamos laborales en Argentina, según la Organización Internacional del Trabajo. El periodista colombiano afirma que es muy común que se desarrolle una “enardecida guerra verbal” entre vecinos por el “sonido de un martillo o una fiesta o una humedad”, pero asimismo aclara que esto no significa que seamos exagerados o que tengamos más problemas que los que existen en otras partes del planeta. Considera que esto es resultado de que conocemos y defendemos nuestros derechos, lo cual, según Pardo, puede convertirse en una virtud o en un problema. Por otro lado, admitió que para otras culturas, esta forma de ser de los argentinos “puede resultar arrogante” y ejemplifica con la frase “¿Usted sabe quién soy yo?”, que en algunos países de América Latina se utiliza para reforzar una jerarquía o ubicar al otro interlocutor, pero que acá puede ser respondida tranquilamente con un “¿Y a mí que mierda me importa?”. Por último, el comunicador del medio inglés plantea que las razones de este aspecto de la idiosincrasia argentina se deben a la cultura de lucha que poseemos en contra de los regímenes militares que hemos sufrido, así como de los derechos y beneficios que logramos como sociedad a lo largo de los años. Cuestiones en las que resultamos un ejemplo para muchos países vecinos. Pardo concluye diciendo que “toda necesidad en Argentina genera un derecho pero, también, un quilombo”.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”