Tragedia en San Fernando: los ojos sobre el operativo de búsqueda

Tragedia en San Fernando: los ojos sobre el operativo de búsqueda

La tragedia con el avión que cayó en la zona de San Fernando con tres tripulantes ha vuelto los ojos sobre lo que fue el operativo de búsqueda realizado por la Asociación Nacional de Aviación Civil (ANAC), el cual empezó bastante después de lo que debería haberlo hecho.

Un experimentado piloto de La Pampa explicó a guiaenlapampa.com.ar que existieron una serie de anomalías durante todo el proceso. Desde el vamos, el traspondedor falló. Ese elemento es el que trasmite una señal hacia la torre de control para ubicar al avión por las rutas “con instrumentos”, es decir, con controles tecnológicos para ordenar el tráfico. Por eso, antes de iniciar cada vuelo el traspondedor debe estar activado. Eso no parece ser lo que ocurrió en este caso, ya la falla se detectó ni bien despegó. Fue entonces cuando los pilotos recibieron la orden de volver al aeropuerto. Y ya no volvió a saberse de ellos durante semanas. Por otro lado, no debió haber pasado tanto tiempo entre la última comunicación recibida y el inicio de la búsqueda, precisó la misma fuente, porque el protocolo indica que en situaciones como estas se debe abrir el período que se llama “incerfa" después de 15 minutos sin respuestas. Lejos estuvo de ocurrir eso: recién 4 horas después se activó la búsqueda, y fue a partir de la alerta que dio el dueño del avión, preocupado porque la nave no llegó a destino. De más está decir que ese primer tiempo es crucial para la posibilidad de encontrar sobrevivientes. “Hay una zona muy gris entre que el avión sale de comunicación y nadie lo busca. Si hacen las cosas bien van a rodar varias cabezas”, graficó el piloto consultado.