Fin de semana de grandes compras, pero en Chile y Paraguay

Fin de semana de grandes compras, pero en Chile y ParaguayFin de semana de grandes compras, pero en Chile y Paraguay

Durante el fin de semana largo, miles de argentinos volvieron a cruzar las fronteras hacia los países limítrofes para ir de compras y obtener productos que aquí cada vez se les hace más difícil adquirir por el alto nivel de precios.

El puente que une la ciudad de Posadas (Misiones) con Encarnación (Paraguay) tuvo 2 horas de demora para salir y 4 para volver a entrar, con autos que provenían en su mayoría de la provincia misionera pero también había algunos de Chaco y Corrientes. En el 2016 pasaron por ese lugar 12.000.000 de personas y se calcula que los argentinos desembolsan U$S115.000.000 mensuales. Estos datos preocupan a la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, por lo que su presidente, Fabián Tarrío, le pidió colaboración al gobernador de Misiones, Hugo Passalaqcua, para difundir el plan Ahora 12 y hacerlo extensivo a todos los días y todos los rubros. Misma medida realizó con el Intendente de Posadas, Joaquín Losada, para impulsar el desarrollo de centros comerciales a cielo abierto. La zona cordillerana tuvo el factor climático este fin de semana largo y eso impidió un cruce masivo de argentinos hacia Chile, sin embargo en los últimos 12 meses, los shoppings trasandinos obtuvieron alrededor de U$S12.000.000 de manos de los argentinos. Mendoza también implementará medidas para contrarrestar el éxodo comercial y, por eso, realizará una subasta de diversos artículos tecnológicos, en el marco del programa del Banco Ciudad de Buenos Aires, a quien la Aduana nacional le ordenó llevar a cabo este tipo de eventos y que en Córdoba ya fue un éxito con más de U$S10.000.000 de recaudación. Este fin de semana largo volvió a quedar en evidencia que las políticas económicas del Gobierno Nacional no han logrado paliar la inflación y disminuyen la capacidad adquisitiva de la población, al mismo tiempo que perjudican notablemente al comercio interno ya que la gente prefiere cruzar hacia los países limítrofes para pasear y, mientras tanto, comprar.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”