La Pampa no es una isla

La Pampa no es una isla

Cada día se dificulta más disimular las consecuencias que producen en nuestra provincia las políticas implementadas por el Gobierno Nacional.

El Secretario General del Sindicato de Trabajadores Judiciales, Ceferino Riela, manifestó que “en La Pampa estamos teniendo problemas, sino no habría la cantidad de comedores en General Pico, Santa Rosa y Toay”, donde, según Riela, “los niños asisten con hambre”. En los últimos días también se conoció el caso de un comedor de General Pico que fue fundado hace un año y en el cual, afirmó una de sus voluntarias, hace 4 días que los chicos no cenan debido a que funciona únicamente con el aporte de los vecinos y este ya no alcanza para solventar los gastos. Allí, además de ofrecerle leche y comida a los niños y niñas asistentes, se desarrollaban talleres culturales y diversas actividades. Quizás para Macri, estos niños y jóvenes pertenecen a esa parte “de los argentinos a los que todavía no les llegaron los beneficios del crecimiento económico”, a diferencia de los productores de soja o los empresarios especuladores, quienes sí fueron alcanzados/beneficiados con sus medidas económicas.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”