El IPC Congreso arrojó una inflación del 2,1% para julio.

El IPC Congreso arrojó una inflación del 2,1% para julio.

El relevamiento difundido por diputados que forman parte de la oposición -Frente Renovador, el GEN, Libres del Sur y el PS-, indicó que entre enero y julio la inflación acumuló 14%. En torno a esto, se detalló que la misma está “en línea con la inercia inflacionaria de los últimos diez años, exceptuando los picos donde se combinaron devaluación con suba de tarifas”.

El IPC Congreso arrojó una inflación de 2,1% en julio, acelerándose de esta forma por encima del techo de los 2 puntos como sucedió en abril. El relevamiento difundido por diputados que forman parte de la oposición -Frente Renovador, el GEN, Libres del Sur y el PS-, indicó que entre enero y julio la inflación acumuló 14%. En torno a esto, se detalló que la misma está “en línea con la inercia inflacionaria de los últimos diez años, exceptuando los picos donde se combinaron devaluación con suba de tarifas”. Por su parte, la inflación interanual se ubicó en 22,9%. En tanto, los legisladores explicaron que la cifra tiene un “nivel similar al que mostró a mediados de 2013”. “Es posible que este nivel de aumento interanual en los precios se acelere en los próximos dos meses por la baja base de comparación, ya que en agosto-septiembre de 2016 la reversión de la suba de tarifas por el fallo de la Corte fue determinante en este sentido”, manifestaron. Además, adelantaron que “parece confirmarse que la inflación no podrá romper el piso de 20% en 2017, ya que para hacerlo debería promediar apenas 1% en los próximos 5 meses, cuando restan por delante aumentos ya aprobados en prepagas, hay subas pendientes de tarifas y aún hay que monitorear si el reciente movimiento del dólar tendrá un impacto adicional sobre los precios domésticos”. En el mes de julio, las subas más importantes se dieron en la atención médica y gastos para la salud (subas en prepagas), transporte y comunicaciones (aumentos en naftas y taxis), otros bienes y servicios (cigarrillos) y esparcimiento. Por otro lado, el IPC Core volvió a mostrar en julio un aumento del 1,9%, en línea con el promedio del primer semestre del año: “En efecto, sigue preocupando que el IPC Core permanezca en torno de estos niveles, ya que implica que la inflación estructural todavía no abandona el rango del 20%/25% anual de los últimos 10 años”, añadieron. En el estudio también se resaltó que “en los últimos 20 meses” de gestión de Mauricio Macri, “la inflación alcanzó 66% (2,6% promedio mensual), casi 15 puntos por encima de los 20 meses previos (51%)”. Por último, reafirmaron que “la lucha contra la inflación aún está lejos de ser ganada, y hacerlo es absolutamente central ya que es el principal problema de la economía argentina. Pero hacerlo implica abordar el problema de manera integral, y no con compartimentos estancos, para lograrlo al menor costo social posible”, concluyeron.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”