Los argentinos no confían en que mejore la economía

Los argentinos no confían en que mejore la economía

Un sondeo del Centro de Opinión Pública de la Universidad de Belgrano realizado en diciembre de 2015, apenas asumió la alianza Cambiemos, mostró que el 38% de los argentinos confiaba en que la economía mejoraría en el 2016 y un 27% pensaba que empeoraría (como finalmente sucedió al caer el PBI en un 2,3%).

El mismo estudio se repitió un año más tarde, en diciembre de 2016, llegando a resultados similares: se mantenía el 38% que creía en un repunte económico e, incluso, bajó el porcentaje que tenía un mal presentimiento (18%). Sin embargo, un reciente relevamiento del Pew Research Center de Washington señaló que Argentina se convirtió en uno de los países más pesimistas del mundo donde sólo un 23% de la población espera que la economía mejore. La realidad que reflejan distintos organismos públicos y privados, incluido el Indec, pero principalmente la realidad que palpa la gente todos los días en la calle, le viene ganando a las estrategias marketineras y a los discursos “esperanzadores”. Macri, de forma contraria a sus promesas de campaña, implementó medidas económicas que golpearon fuertemente a los bolsillos de los sectores populares y de clase media, produciéndose una retracción de la economía que todavía no sabe cómo resolver y, encima, todo indica que esta situación de estancamiento se va a profundizar.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”