Vidal extorsiona a los jubilados

Vidal extorsiona a los jubilados

La Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, mandó, entre mayo y junio, intimaciones a los jubilados y pensionados que trabajan en relación de dependencia por medio del Instituto de Previsión Social, pidiéndoles que denuncien su situación y renuncien, ya sea a su trabajo o su jubilación.

Al mismo tiempo, y haciendo uso de la Ley 9650 que data del año 1980, Vidal les informó a los trabajadores que tienen que devolver todos los haberes que cobraron desde que se jubilaron o pensionaron, incluyendo los intereses. Dicha ley nunca había sido aplicada. Esta medida implementada por el Gobierno Bonaerense no sólo quita la posibilidad a los jubilados de trabajar en blanco sino que obedece una "recomendación" de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) que dicta que "el gasto en jubilaciones y pensiones es alto mientras el envejecimiento poblacional amenaza la sostenibilidad del sistema". El informe también señala que deben realizarse ajustes en materia laboral y educativa con argumentaciones como "la calidad de los maestros es baja" y "las rigideces del mercado laboral debilitaron la creación de empleo, aumentaron el costo laboral y bajaron la productividad del trabajo". Ya en el 2015, el FMI había pedido que se recorten las prestaciones y se aumente la edad jubilatoria debido a "el riesgo de que la gente viva más de lo esperado". O sea: Vidal se saca un 10 en comportamiento y obedece al pie de la letra lo dispuesto por el organismo internacional.