Una reunión impostergable

Una reunión impostergable

El Gobernador Carlos Verna solicitó al ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, que convoque a una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica del Noroeste de la Llanura Pampeana (CIRHNOP) a fin de tratar la realización de las obras necesarias para que el agua que ingresa a La Pampa desde Córdoba siga su curso natural hacia Buenos Aires.

Las lluvias, ampliamente superiores al promedio anual en los últimos años, generaron en Córdoba una gran masa de agua que ingresa a La Pampa por el norte y provoca desbordes en el Río V que afectan principalmente a Larroudé y Alvear. Y debería seguir su curso en dirección a Buenos Aires, pero la falta de acción del Gobierno de Vidal hace que quede en la provincia. A raíz de esto, en la última reunión del CIRHNOP, la representación pampeana, ante la instalación de alcantarillas sobre la ruta nacional 188 por parte de su concesionario, propuso a “la Provincia de Buenos Aires abrir la misma sección en el meridiano V para la protección de las localidades y evitar que el agua desborde desordenadamente como ocurrió en los meses pasados”. Al margen de que la propuesta no tuvo respuesta, la idea del Gobierno de La Pampa es coordinar el trabajo para una solución concreta con la participación de ambas provincias. De hecho, funcionarios bonaerenses fueron invitados por la Secretaría de Recursos Hídricos para realizar una recorrida y evaluar las necesidades, pero nunca vinieron. Por eso la carta, en la que el mandatario le explica al Ministro que la inacción del gobierno de María Eugenia Vidal ”perjudica de manera directa a nuestra provincia” y que la negativa a reunirse “va en desmedro de los objetivos de la constitución del Comité de Cuenca, en función de producir acciones coordinadas”. Tomando en cuenta esto, y fundamentalmente que mientras no se hace nada el agua amenaza a pueblos pampeanos, el Gobernador le avisó al Ministro que, si no convoca a la reunión impulsará acciones judiciales para obtener la autorización inmediata de las obras pertinentes.
“Un vínculo político que nos fortalece para planificar el desarrollo y reclamar lo que es nuestro”