Intendente de Río Colorado contra La Pampa

Intendente de Río Colorado contra La Pampa

Gustavo San Román defendió la construcción de Portezuelo delViento y atacó a La Pampa porque, según él, contamina el río Colorado.

“Una represa, en sí, no es algo malo sino todo lo contrario”,afirmó el jefe comunal de la localidad de Río Colorado, que se encuentra al norte de la provincia de Río Negro, y está separada de La Adela solamente por el río homónimo. Tal expresión, y otras más que no tienen ningún asidero,fueron hechas a FM 101.1 Cosaseria Radio Uno y publicadas por el medio digital Río Colorado Informa. Este sitio diferenció entre la actitud activa que tiene La Pampa respecto al tema Portezuelo del Viento y el posicionamiento más pasivo del gobierno de Río Negro. Incluso asegura que las autoridades de la provincia vecina casi no han dado información a sus ciudadanos sobre el impacto que podría tener la obra y si perjudicaría el curso del río. Asimismo, la publicación incurre en un error porque dice que nuestra provincia se opone a la obra debido a que tenemos temor de que ocurra lo mismo que pasó con el río Atuel. Sin embargo, La Pampa no se opone a la represa, se opone a que la misma se haga incumpliendo los requisitos que impone la ley, con audiencias populares y llevando a cabo un estudio de impacto ambiental sobre toda la cuenca para saber con precisión los riesgos que se corren. Y tampoco se desea que el manejo de Portezuelo quede solamente en manos de Mendoza, sino que sea administrado por el Comité Interjuridisccional del Río Colorado (COIRCO). “Nosotros hemos estado siguiendo el tema de cerca por eso trajimos al representante de Río Negro en COIRCO, Daniel Petri y él explicó cuales son las condiciones y de qué manera, si se avanza con la obra de Portezuelo, va a funcionar”, argumentó San Román.Pero esa reunión a la que refiere contó con la participación de varios vecinos de Río Colorado que hicieron varias preguntas al profesional y este no pudo contestarlas de manera satisfactoria. El mandatario puntualizó que están trabajando sobre tres puntos para defender al río: La unificación de los dos estudios de impacto ambiental realizados por COIRCO y también por Mendoza, aunque el análisis llevado a cabo por los cuyanos posee varias falencias metodológicas y científicas, según denunciaron profesionales de la Universidad Nacional de LaPampa. Lograr que nuestra provincia deje de contaminar el río Colorado con los desechos de líquidos cloacales de Pichi Mahuida, reclamo que ya fue hecho por el municipio rionegrino en el marco del COIRCO y que ya tuvo respuesta pampeana por parte del gobernador Carlos Verna que decidió financiar con dinero provincial la construcción de la planta de tratamiento de lodos que se producen a raíz de la potabilización del agua que se inyecta al Acueducto del Río Colorado.Esta planta debería hacerse con la segunda etapa de dicho acueducto y tendría que ser pagada por Nación, pero ante su ausencia, el gobierno provincial se hará cargo. El último punto que estaría trabajando la localidad vecina coincide con lo que pide La Pampa, de que si se avanza con Portezuelo sea COIRCO el que la maneje. Hasta ahora eso no está asegurado porque Nación y Mendoza siguen tomando decisiones unilaterales sobre la construcción, y no escuchan a los pampeanos, ni tampoco a los habitantes de localidades de Río Negro, Neuquén y Buenos Aires que también se vienen sumando a los reclamos. Para defender su postura, San Román puso el ejemplo de Casa de Piedra y manifestó que si este embalse no existiera no se podría retener agua en invierno para poder usarla en verano. Eso es cierto, pero Casa de Piedra funciona porque no se hace un uso egoísta de la misma. Obviamente que la administración de un recurso hídrico conlleva beneficios, pero si se realiza en función de un bien común, no sirve si quien maneja la represa piensa únicamente en sacar ventaja. Y los pampeanos ya hemos tenido malas experiencias con Mendoza respecto a estos temas. “Hay mucho de cuestiones políticas”, consideró sobre el final de la entrevista el intendente de Río Colorado, aunque en ese contexto hay que decir que la provincia de Río Negro ha abordado el tema de Portezuelo desde una mirada de conveniencia política alineándose con Nación en el COIRCO. Vaya a saberse por qué razón, quizás debido a que las arcas del Estado nacional ayudan a sostener el presupuesto provincial rionegrino y no les queda otra que acatar órdenes. Además, una parte de la población de Río Colorado está movilizada así que su gobernador y su intendente deberían priorizar sus inquietudesy sus reclamos. El pasado domingo, Alberto Weretilneck fue a la localidad para visitar una exposición rural y un grupo de vecinos le entregaron un petitorio.La nota demuestra preocupación hacia el “ninguneo” que las autoridades rionegrinas manifiestan sobre el tema y le piden al primer mandatario provincial que explique por escrito cuáles son sus razones para defender el proyecto Portezuelo del Viento. “Quisiéramos saber cuáles son sus intereses, siendo que no escucha el dolor y la preocupación de los ribereños del río Colorado, que a su vez, somos ciudadanos de Río Negro. Nos deja una sensación de vacío, abandono y desesperanza muy grande el modo en el que usted está llevando a cabo, sin duda alguna, la entrega de nuestro único recurso natural no renovable, del cual depende la comarca y lo económico de la región: fruticultura, horticultura,turismo, barrera sanitaria y, lo más importante, la salud y el bienestar de su pueblo”, exige el escrito firmado por la agrupación “No a Portezuelo del Viento, Asamblea Permanente, Río Colorado”. La misiva termina enumerando todos los beneficios que potencialmente obtendría Mendoza si se construye la central hidroeléctrica y le pregunta a Weretilneck: “¿Cuáles serían los nuestros? Solo perderíamos nuestro río”.