Nación se reúne con provincias y empresas petroleras pero no con La Pampa

Nación se reúne con provincias y empresas petroleras pero no con La Pampa

El gobierno nacional evalúa distintas estrategias para tratar de frenar las acciones judiciales que distintas provincias presentaron en contra del congelamiento del precio de los combustibles.

Los ministros Hernán Lacunza (Hacienda) y Rogelio Frigerio (Interior), y el Secretario de Energía, Gfustavo Lopetegui, convocarán a una reunión entre el próximo lunes y martes a las empresas petroleras y a los gobernadores de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Río Negro, Neuquén y Salta, con el objetivo de lograr un acuerdo y evitar la judicialización de la medida tomada unilateralmente por Nación de congelar los precios de los combustibles por 90 días. Las jurisdicciones nombradas, y la petrolera Vista Oil & Gas, propiedad del ex CEO de YPF, Miguel Galuccio, presentaron un amparo en la Corte Suprema de Justicia para que el decreto presidencial que instaló esta iniciativa sea declarado inconstitucional y se anule. La Pampa también hizo una presentación en el máximo órgano judicial por el mismo tema, pero todavía no hay ninguna información que indique que será llamada por el gobierno nacional para dialogar. Esto le da la razón al gobernador Carlos Verna cuando el pasado 20 de agosto dijo que “Macri no sabe que en La Pampa hay petróleo”, debido a que nuestra provincia tampoco fue invitada al encuentro entre el Estado nacional y los distritos y firmas petroleras que se realizó por esa fecha. Con la aplicación del Decreto de Necesidad y Urgencia que firmó el presidente, las arcas del gobierno pampeano dejarían de percibir entre 200 y 300 millones de pesos en concepto de regalías. \\\\\\\"Hay un compromiso del Gobierno de llegar a un acuerdo, pero seguramente la solución vaya a afectar a todas las partes. Todos tenemos que ceder algo en esta crisis\\\\\\\", adelantó un allegado del ministro Frigerio sobre la reunión de la semana próxima. Asimismo, la Casa Rosada plantearía dos requisitos innegociables para llegar a un acuerdo: que el congelamiento se mantenga para las naftas súper -que son las que consume la gran mayoría de la gente- y que no haya despidos en las empresas petroleras. Una de las variantes que manejan los funcionarios de Nación para que todo el costo de las medidas presidenciales no lo tengan que pagar las empresas y las provincias es modificar el impuesto a los combustibles o reformular el IVA a las naftas para que el costo fiscal establecido en el decreto de congelamiento sea pagado de forma igualitaria entre Nación y provincias. La normativa impuesta por el gobierno nacional estableció un tope a la cotización del dólar para la venta del petróleo crudo de $45,19 y congeló el valor del barril por 90 días. El reclamo en la Justicia se debe a que con ese valor se vuelven inviables los proyectos de las petroleras en Vaca Muerta y las provincias pierden millones de ingresos por las regalías. Desde la Casa Rosada ya manifestaron que la negociación para evitar la judicialización “no será nada sencilla” y se sabe de antemano que “alguien va a perder y alguien va a ganar”.