Grecia queda lejos y cerca al mismo tiempo

Grecia queda lejos y cerca al mismo tiempo

Las promesas del gobierno nacional y el FMI a los argentinos también fueron escuchadas por los griegos hace 8 años. Ellos siguen pasando penurias y ajuste, a pesar de la ayuda.

Mauricio Macri encabezó un acto de botadura de un buque hoy jueves por la mañana y habló sobre los últimos sucesos económicos y políticos del país. Dijo que se hace “cargo de lo que está ocurriendo” aunque siguió tratando de buscar culpables afuera de su gobierno. Volvió a insinuar sobre la influencia que tienen los dirigentes políticos opositores para mantener la estabilidad hasta las elecciones y afirmó que las PASO fueron las desencadenantes de la “crisis como la que estamos viviendo”. En esa dirección, también aseguró que las primarias son las culpables del “clima de preocupación y angustia” reinante. Consideró que el voto popular dio a entender un “desahogo y enojo de muchos argentinos”. Respecto a las medidas anunciadas ayer por el Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el presidente explicó que son para “reducir la incertidumbre y el impacto de la inflación”. Asimismo, señaló que su intención es “no patear los problemas para adelante”, justo él, que lidera una gestión que emitió un bono de deuda a 100 años. Lo que no dijo el Jefe de Estado es que el verbo usado por Lacunza ayer para explicar la reestructuración de la deuda, “reperfilar”, ni siquiera existe porque la Real Academia de Letras no lo incluye en su diccionario. Sí existe el término en la lengua inglesa, y fue usado cuando se “reperfiló” la deuda de Grecia. El país europeo llegó a una situación parecida que Argentina ahora en 2011, cuando no podía pagar lo que debía. Los negociadores no querían que esa economía entrara en default porque provocaría una crisis financiera que se llevaría puestos a los bancos, de ahí y de otras naciones del continente. Ante eso, la única vía posible que vieron fue que Grecia pidiera a sus acreedores más tiempo para pagar la deuda. Así se hizo y se implementó junto a los bancos y la ayuda del FMI. Como nosotros, los griegos recibieron dinero prestado a cambio de aplicar políticas de ajuste que serían monitoreadas regularmente desde afuera. Pasaron ocho años de aquella decisión y actualmente los helénicos están peor que antes: su economía es un 25% más chica, perdieron la cuarta parte de su Producto, el desempleo es del 19,5% (aunque tuvo niveles del 28%), los comedores populares siguen en funcionamiento, 300.000 habitantes emigraron, los que tienen trabajo apenas pueden subsistir y el crecimiento prometido todavía no llegó. Mientras, continúan las medidas de austeridad para cumplir con las metas fiscales. Volviendo a la realidad de nuestro país, es bueno recordar que hace exactamente un año el presidente Macri prometió que el adelantamiento de los fondos del FMI iba a “eliminar cualquier incertidumbre” y permitiría “retomar el sendero del crecimiento lo antes posible”. “La última semana hemos tenido nuevas expresiones de falta de confianza en los mercados. Específicamente sobre nuestra capacidad de lograr financiamiento para 2019. Por eso quiero anunciarles que hemos acordado con el Fondo Monetario Internacional adelantar todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo. Esta decisión apunta a eliminar cualquier incertidumbre que se hubiera generado ante el empeoramiento del contexto internacional. Garantizar el financiamiento para 2019 nos va a permitir fortalecer la confianza y retomar el sendero de crecimiento lo antes posible”, dijo el mandatario en un mensaje grabado, con una duración de un minuto y medio, que fue transmitido el 29 de agosto de 2018 a las 9:30hs. Ese mensaje también contenía promesas de que todo mejoraría y de que el gobierno se encontraba realizando “esfuerzos” para solucionar la situación del país. Sin embargo, todo siguió empeorando, entonces no hay mucha evidencia para creer que ahora la cuestión será distinta. Grecia queda muy lejos, pero mirando el panorama actual parecería que queda muy cerca…lamentablemente.