LabCAP: un laboratorio público-privado pampeano que no para de crecer

LabCAP: un laboratorio público-privado pampeano que no para de crecer

Este emprendimiento creado y sostenido por el gobierno provincial y la Universidad Nacional de La Pampa ha logrado su espacio a nivel provincial y nacional.

Un laboratorio que se dedique a controlar la calidad de los alimentos y trabaje en consonancia con empresas privadas y diversas instituciones que persiguen el bien común no es algo que suceda a menudo, pero si encima ese espacio es gestionado por un Estado provincial, la cosa se vuelve mucho más interesante. El Laboratorio de Calidad de Alimentos Pampeanos (LabCAP) es un claro ejemplo de lo que se acaba de describir. Funciona gracias al sostenimiento del Gobierno y la Universidad Nacional de La Pampa desde el año 2007 e integra desde el 2011 la Red Senasa. Los servicios que presta el LabCAP son variados y fundamentales para el sector industrial de los alimentos: monitoreo, microbiología industrial, cromatografía, control de materias primas, vida útil más prolongada en los alimentos, asesorías, consultorías, bioseguridad, análisis de alimentos, de agua, de aceites, de productos farináceos, lácteos, cárnicos, apícolas, residuos de glifosato, formación de manipuladores de alimentos, toma de muestra in situ por parte del personal o envío de material necesario para control ambiental y control de plantas de elaboración y personal. Un abanico muy amplio de ofertas. Las empresas cada vez más deben rendir exigentes exámenes de calidad y sanidad en sus producciones, y es allí donde este laboratorio pampeano se convierte en un aliado imprescindible. El LabCAP funciona en la Facultad de Ciencias Veterinarias, cuya sede está en la ciudad de General Pico. Sin embargo, su actividad es independiente de dicha casa de estudios ya que posee absoluta autonomía. En los años que lleva trabajando ha logrado captar clientes en nuestra provincia pero también en Buenos Aires y Córdoba, ya que la premisa que mueve a esta iniciativa es que “la inocuidad y la seguridad alimentaria es una responsabilidad de las empresas y del Estado” y por lo tanto cualquier emprendimiento productivo necesita de profesionales de calidad. Romina Nuñez es ingeniera en alimentos y la gerenciadora del laboratorio. En diálogo con la Agencia Provincial de Noticias, explicó la importancia de la tarea que se realiza en ese lugar. “Trabaja con todo lo que tenga que ver con la manipulación, elaboración, fraccionamiento y venta de alimentos. Esto va, definitivamente, ligado a la salud, máxime en momentos en que está en plena discusión el consumo de primeras o segundas marcas”, resumió. En ese sentido, recomendó a las compañías que se dedican a elaborar alimentos “comenzar con el control de la materia prima que van a utilizar, para evitar comprar un problema” y “exigir la calidad en los alimentos, no darlo por sentado, y allí estaremos nosotros no solo informándoles sino para mejorar la calidad de los alimentos de los productores, esa es la idea del laboratorio”. La profesional puntualizó que el fin de LabCAP es controlar y mejorar la calidad de los alimentos producidos en La Pampa, tomando como marco el Código Alimentario Argentino, el SENASA y otros organismos de acreditación. “Eso nos obliga a trabajar con ciertas metodologías, con tecnología de punta mantenida anualmente y calibrados por empresas que también cuentan con certificación avalada, trabajamos bajo un sistema de control de calidad que nos obliga a respetar un formato de trabajo. No podemos flaquear en ningún punto, y eso nos permitió demostrar la calidad de nuestro servicio”, especificó Nuñez. LabCAP y sus trabajadores consiguieron destacarse a nivel nacional en su campo, merced a los avances alcanzados pero también gracias al trabajo mancomunado con el sector privado y al intercambio de conocimientos con distintas instituciones del ámbito provincial y nacional, así como con diferentes municipios pampeanos. El interés diario en seguir mejorando sus servicios pone al Laboratorio de Calidad de Alimentos Pampeanos a la altura de cualquier desafío que le presenten sus clientes, que van desde empresas agroexportadoras, exportadoras, laboratorio y supermercados hasta organismos certificadores y universidades.