El reclamo por Portezuelo sigue firme

El reclamo por Portezuelo sigue firme

Mendoza quiere licitar la obra en septiembre, a como de lugar, pero La Pampa y las demás provincias condóminas de la cuenca del río Colorado no van a dejar que se pisoteen sus derechos.

Los mendocinos desdoblaron las elecciones provinciales de las nacionales, al igual que la mayoría de las provincias, pero con la diferencia de que ellos hasta el momento realizaron solamente las PASO, las generales serán el próximo 29 de septiembre. Por tal razón están apurados en licitar la obra Portezuelo del Viento, debido a que significaría un gran empujón para la gestión del gobernador Alfredo Cornejo, teniendo en cuenta que es un proyecto que comenzó hace más de 70 años y todavía no pudieron concretarlo. Las elecciones primarias en Mendoza se hicieron en junio pasado. El Frente Cambia Mendoza, que llevó tres precandidatos (Rodolfo Suárez, Omar de Marchi y Fernando Armarnague), sacó el 42% de los votos, en tanto que el Frente Político y Social Elegí, que presentó dos precandidatos (Anabel Fernández Sagasti y Alejandro Bermejo), obtuvo el 35%. Ganó el oficialismo por 7 puntos. Sin embargo, no está todo dicho en la provincia ya que en las PASO nacionales del pasado 11 de agosto, la fórmula Macri-Pichetto (que acompaña Cornejo, aunque ahora salió a despegarse) perdió por tres puntos contra el binomio Fernández-Fernández. En ese contexto, se entiende la desesperación del gobierno cuyano por empezar lo más rápido posible con la construcción de Portezuelo. De hecho, el Subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, dijo durante el evento “Argentina Energy 2019” que se desarrolló en dicha provincia durante el 20, 21 y 22 de agosto, que esperan tener “todo listo” para septiembre “porque el proyecto está y los fondos también”, señaló, en referencia a los 1.023 millones de dólares que el presidente Macri determinó con un decreto que se usarán para financiar la represa. Pero La Pampa no afloja en su reclamo y ayer jueves por la tarde se llevó a cabo una nueva asamblea para debatir sobre esta actitud mendocina que pone en riesgo a uno de los recursos hídricos más importantes, no solo para los pampeanos sino también para neuquinos, rionegrinos y bonaerenses. En 25 de Mayo coincidieron vecinos y autoridades de nuestra provincia pero también de Río Negro. El Secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, el delegado pampeano alterno en Coirco, Juan Greco, el Procurador de Rentas, Hernán Pérez Araujo y el Ministro de la Producción, Ricardo Moralejo; los intendentes Abel Abeldaño (25 de Mayo) y Juan Barrionuevo (La Adela), entre otros, los diputados nacionales Ariel Rauschenberger y Melina Delú, el senador nacional, Daniel Lovera, y el presidente de la Asamblea por los Ríos, Néstor Lastiri, estuvieron en representación de La Pampa. En tanto que por la jurisdicción vecina se hicieron presentes la concejala de Río Colorado, Alicia Franco, y de Colonia Catriel, Daniela Salzoto, y el presidente de la UCR de Catriel, Nicolás Díaz, entre otros. Las senadoras Norma Durango (La Pampa), Magdalena Odarda y Silvina García Larraburu (Río Negro) enviaron notas de apoyo. Esta unión en la lucha por proteger un río que es fundamental para la vida y la producción de miles de argentinos no hubiese sido capaz sin el ejemplo del gobierno provincial pampeano, las organizaciones ambientalistas y toda la sociedad de nuestro territorio. En Río Negro, Neuquén y Buenos Aires ahora también han experimentado un despertar de su conciencia porque temen que Portezuelo dañe el caudal y la calidad del agua del río Colorado. Además, saben que no se puede confiar en Mendoza por lo que exigen que el manejo de la central hidroeléctrica, si se llega a construir, sea de manera consensuada en el marco del COIRCO. Eso es lo que La Pampa siempre intentó aclarar: que se haga la obra pero realizando antes un estudio de impacto ambiental integral sobre toda la cuenca, con audiencias donde se escuche la opinión de la gente, sin violar las leyes nacionales y sin que Mendoza haga manejo unilateral de la misma. Los pampeanos tenemos la triste experiencia del río Atuel, que nos fue robado por los cuyanos, y no queremos volver a sufrir otra injusticia tan atroz. Por suerte la población entiende que no se puede claudicar en esta lucha, por más que Mendoza quiera seguir adelante a toda costa para poder sacar un rédito electoral en este conflicto.