Hernán Lacunza juró como Ministro de Hacienda y explicó nuevas políticas

Hernán Lacunza juró como Ministro de Hacienda y explicó nuevas políticas

El ex funcionario de María Eugenia Vidal aseguró que garantizar la estabilidad cambiaria será el objetivo prioritario. Convocó a los sectores de la oposición.

El nuevo Ministro de Hacienda de la Nación juró hoy pasadas las 8:30 hs. y recibió el agradecimiento, y detalló diferentes pedidos, por parte del presidente Mauricio Macri. Hernán Lacunza ya había empezado a ejercer su cargo durante el fin de semana, luego de que el sábado Nicolas Dujovne presentó su renuncia. Macri expresó un breve discurso preparado en el cual le dio gracias al nuevo funcionario “por aceptar esta responsabilidad compleja en un momento tan difícil para la Argentina”. En esa dirección, le solicitó que ponga su atención “en cuidar a los argentinos”. “Te pido que abras todos los puentes y canales de diálogo posibles con personas y sectores para que todos juntos trabajemos para reducir las incertidumbres, que siempre hacen daño”, concluyó el mandatario. Alrededor de las 9:15 hs., Lacunza se presentó ante la prensa y explicó cuáles serán las acciones prioritarias de su gestión en los próximos meses. Definió a la situación actual como “compleja” y dijo que el oficialismo está preocupado en que no haya “una escisión entre los mercados y el bienestar de la población”. Agradeció al presidente Macri por haberlo elegido para conducir el Ministerio de Economía. “Creo que tenemos sobrados argumentos para poder salir adelante y legar al próximo mandato, sea quien sea, una plataforma consistente y robusta para poder recuperar el crecimiento que perdió la Argentina hace por lo menos 8 años. Hace varias décadas que un tercio de los argentinos no puede salir de la situación de pobreza”, estipuló. En un segundo momento de sus palabras, el funcionario pidió permiso para agradecerle a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, por haberlo dejado acompañarla en su gestión, a la cual definió como una “revolución silenciosa que está transformando con valentía y honestidad la provincia de Buenos Aires para siempre”. “El presidente me dio un mandato central, que es garantizar la estabilidad del tipo de cambio en este período electoral porque entendemos que en entornos de incertidumbre la estabilidad es el bien público más importante que debe ofrecer a sus ciudadanos el Ministerio de Hacienda”, explicó. Consideró que esa meta de estabilización es “lo mejor” que puede hacer el Poder Ejecutivo porque “todo lo que pasa en los mercados termina repercutiendo en el bienestar del ciudadano de a pie”. Se diferenció de Alberto Fernández, y aseguró que “tras la escalada de la semana pasada, el tipo de cambio está largamente por arriba de su valor de equilibrio”. Sin nombrar al ganador de las PASO, ya que se refirió a él como “el candidato que más votos obtuvo en las primarias”, Lacunza afirmó que “no hace falta un tipo de cambio más alto. Por consiguiente, cualquier presión alcista no va a obedecer a tendencias reales y va a permitir una mayor volatilidad que solo agregaría incertidumbre y presión inflacionaria”. Por otro lado, informó que se coordinaron acciones con el Banco Central para evitar que el tipo de cambio “no abandone el rango de precios en que se movió la semana pasada” con el fin de que no se produzca mayor volatilidad e incertidumbre entre inversores y ahorristas. Del mismo modo, Lacunza garantizó que se cumplirán las pautas fiscales a las que el gobierno argentino se comprometió con el FMI, y manifestó que estuvo en comunicación con los representantes del organismo que vendrán la semana próxima a realizar la quinta revisión de las cuentas públicas. Por último, y cumpliendo con otro pedido presidencial, convocó a los referentes económicos de la oposición para establecer consensos básicos, que aseguren una estabilidad que permita llegar a competir en el proceso electoral de octubre. “Es cierto que los resultados económicos han sido inferiores a los esperados. Seguramente fue una combinación de herencia, errores propios y algo de mala suerte. Dejo a los analistas atribuir la dosis de importancia de los factores. No es menos cierto que el legado que quedará es una plataforma más robusta para aspirar a ese crecimiento sostenido que tanto nos costó en este mandato”, cerró el nuevo Ministro de Hacienda. Minutos más tarde, el titular del Banco Central, Guido Sandleris, también brindó una conferencia de prensa en la que se refirió a la misión de revisión del FMI que llegará en unos días a nuestro país y que evaluará lo que el oficialismo hizo hasta junio pasado. “La Argentina ha cumplido con todas las metas establecidas hasta ese momento”, afirmó. Al igual que Lacunza, el funcionario reveló que el principal objetivo de su área será reducir la inestabilidad financiera y consideró que el Central viene siendo muy prudente en el uso de las reservas. “En este momento hay un consenso que el tipo de cambio (a 60 pesos) es competitivo. Creemos que ahora lo más importante es reducir la volatilidad nominal que ha experimentado la economía la semana pasada”, agregó. Asimismo, planteó que se cuenta “con un programa que va a permitir reencauzar las expectativas”, lo que significa que el Central va a seguir absorbiendo pesos para cumplir con la meta de base monetaria.