El FMI se volvió mudo

El FMI se volvió mudo

Las declaraciones de mejoras económicas hechas por los directivos de la organización antes de las elecciones ahora suenan por su ausencia.

Ya pasó casi una semana de la contundente derrota de Macri en las PASO y el Fondo Monetario Internacional no emitió ni una sola palabra al respecto, ni tampoco en relación a la corrida cambiaria ocurrida ni al paquete de medidas económicas que anunció el oficialismo. Una actitud extraña, teniendo en cuenta que antes de las elecciones sus más altos funcionarios solían opinar sobre la actualidad argentina y auguraban tiempos de mejoramiento y de baja de inflación. Ninguno de esos presagios se cumplieron. Las políticas de eliminación del IVA, suba del mínimo no imponible al impuesto a las ganancias, congelamiento de precios de combustibles y de créditos UVA, entre otros, van claramente en contra del acuerdo stand by que el gobierno argentino firmó con el organismo internacional. Con este cambio de rumbo se aumentará el gasto público sin poder compensarlo con ingresos. La semana que viene llega una nueva misión del Fondo que revisará las cuentas trimestrales de nuestro país. Por si quedaban dudas de que Argentina es gobernada desde el año pasado por el FMI, Luis Caputo se encargó de disiparlas hace unos días cuando dio una conferencia en la Bolsa de Comercio porteña. “Quiero agradecer a Emmanuel por decir y mucho mejor que yo todo lo que yo nunca pude decir. Me peleé tanto por explicarles eso que en un momento me dijeron ‘mirá flaco, basta, andate, no te aguantamos más’. No es que no intenté convencerlos de eso sino que no pude y me tuve que ir”, reveló el ex titular del Banco Central durante parte de la presidencia de Macri. El Emmanuel al que se refiere es Álvarez Agis, ex viceministro de Economía de Cristina Fernández y actual consultor de Alberto Fernández. Ambos economistas compartieron la charla y se tiraron algunas flores. Caputo, como si no hubiera sido responsable de la pérdida de más de 10 mil millones de dólares de las reservas y de una suba de la divisa de 28 a 38 pesos durante su corta gestión en el Banco Central, explicó: “No es que haya un problema de demanda fenomenal de dólares, el problema es que cuando nadie vende, y esta es una de las discusiones que tenía con el Fondo, el mercado no sube con 1000 millones sino con 10 millones de dólares. Porque alguien pone un precio en la pantalla, uno se asusta y compra y se arma revuelo. Hay que tener cuidado con eso porque no es serio que el Banco Central deje devaluar su moneda 5 u 8 por ciento por día con 5 millones de dólares”. El ex funcionario de Cambiemos afirmó que él fue echado de su cargo por el FMI, pero no se debe olvidar que antes de llegar al Banco Central era Ministro de Finanzas, y desde ese puesto ideó el endeudamiento más rápido en la historia de Argentina con el famoso bono a 100 años. Coincidió con Álvarez Agis y con Alberto Fernández en que el valor actual del dólar es el correcto y consideró que el país “no da para que tengamos esta crisis” y que si se llegó es por culpa de los “políticos y la gente. Si políticamente convertimos esto en un desmadre somos unos tontos, de los dos lados”.