La credibilidad oficialista pende de un hilo

La credibilidad oficialista pende de un hilo

La comunicación, la herramienta más eficaz que solía tener el gobierno nacional, viene acumulando más fallas que aciertos en los últimos tiempos.

Una encuesta hecha por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) entre 1695 personas de distintas partes de Argentina, con diferentes proporciones de edad, sexo y nivel socioeconómico, mostró que más de la mitad de la ciudadanía considera que el presidente es el culpable del aumento del dólar. El análisis también reveló que una gran parte de los encuestados cree que el paquete de medidas económicas que anunció Mauricio Macri hace unos días no servirá para solucionar los problemas del país y sostienen que el primer mandatario no supo interpretar el mensaje que le dieron los votantes el domingo en las PASO. El domingo alrededor de las 21 hs. el Jefe de Estado de Nación salió a hablar sobre las elecciones que se estaban terminando de desarrollar, sin que todavía se hubiera difundido ningún dato oficial. El lunes, ya con los resultados conocidos, intentó culpar a la oposición y a los votantes por su derrota. El miércoles envió un mensaje grabado donde hizo una especie de pedido de disculpas por su comportamiento anterior y luego anunció medidas destinadas a recuperar el voto de la clase media. Todas esas decisiones fueron, desde el punto de vista comunicacional, muy erróneas porque despertaron opiniones negativas en la sociedad. Lo llamativo es que todas las preguntas de la encuesta muestran un rechazo superior al 60% a las acciones de Macri, porcentaje que supera con creces al 47% que votó a la fórmula del Frente de Todos, lo que demuestra que no solo los electores de Fernández-Fernández están en desacuerdo con la reacción del oficialismo. Un 54% consideró que el mandatario no entendió el mensaje de las urnas y sigue alejado de la realidad que experimentan las familias argentinas que no pueden llegar a fin de mes. Un 68% expresó sentir bronca (43%) y pesimismo (25%) después de ver a Macri desencajado y/o confundido en la conferencia de prensa que dio el lunes. Esa sensación es la misma que describieron los principales diarios de Wall Street. Respecto a quién tendría la culpa por la corrida cambiaria que se dio después de las PASO, un 59,4% dijo que el máximo responsable es el presidente, en tanto que solo un 28,4% le echó la culpa a Alberto Fernández o el peronismo. Asimismo, el sondeó evidenció que más de la mitad de los consultados cree que el mensaje que emitió Macri el miércoles pasado no fue sincero ni genuino. De hecho, un 54% manifestó no creerle en lo que dijo. Y en esa dirección, tampoco resultó muy creíble el combo de medidas económicas que anunció para ayudar a los más dañados por la crisis. Casi un 60% de las personas respondieron que no servirán para solucionar los problemas de fondo y solo se trata de medidas electorales. El 70%, en tanto, señaló que las medidas son insuficientes, posición que coincide con lo que destacan los especialistas. \\\"El golpe fue tan duro y tal vez inesperado, que las reacciones del propio Presidente el día después dejaron al descubierto que él y su equipo de gobierno no estaban preparados para una derrota de tal magnitud\\\", reflexionó Roberto Bacman, responsable del CEOP, que llevó adelante el análisis. El profesional detalló que al gobierno nacional le está costando salir del “laberinto” que ellos mismos crearon con sus errores y con las promesas que generaron ilusiones que luego quedaron truncas.