La única verdad es la realidad

La única verdad es la realidad

La gran encuesta de las PASO llegaron a su fin y confirmaron que la sociedad argentina elige la polarización.

Una nueva vergüenza nacional acaba de pasar a la historia de la política argentina cuando el presidente Mauricio Macri salió a reconocer la derrota de su partido hoy domingo por la noche sin ni siquiera haberse publicado los datos oficiales provisorios. El Gobierno Nacional había prometido mayor velocidad para conocer los resultados de las PASO 2019, pero al final las sospechas de la oposición se volvieron realidad. Recién después de las 22:30 hs. se dieron a conocer los primeros datos del escrutinio provisorio. Con anterioridad, el Jefe de Estado nacional salió a hablar en el escenario del bunker que Cambiemos tiene en Puerto Madero y dijo, visiblemente desesperanzado, que tuvieron “una mala elección”. Macri le echó la culpa de la derrota al “nivel de dificultades enorme que tuvimos que enfrentar, lo que ha llevado a que haya mucha angustia, mucha duda”. En ese sentido, ante la pregunta de una periodista, reconoció que el triunfo de Alberto Fernández y Cristina Fernández sería por más de 10 puntos (finalmente los datos oficiales afirmaron que fue por casi 15 puntos). Antes de invitar a todos los presentes en el lugar que se vayan “a dormir”, se esperanzó con que María Eugenia Vidal pueda retener la provincia de Buenos Aires en octubre, aunque tampoco la tendrá nada fácil ya que el conteo oficial, que lleva escrutadas más del 80% de las mesas bonaerenses, indica que perdió ante Axel Kiciloff por una diferencia de casi 17 puntos. El ex Ministro de Economía de la Nación consiguió un resultado de 49% a 32% a su favor, lo que demuestra que la dirigente con mejor imagen del Gobierno Nacional no pudo contrarrestar el lastre que significa ir con Macri en la misma boleta, aunque también ella defraudó a mucha gente. Alberto Fernández manifestó su alegría por el resultado obtenido y agradeció “de corazón” a todos los argentinos “que confiaron”, y dijo estar “seguro de que hoy los argentinos empezamos a construir otra historia”. “La realidad es que creo que finalmente la Argentina escuchó el mensaje. Vamos a construir un país distinto, donde el sistema federal funcione, donde todos tengan la posibilidad de crecer y desarrollarse en el mismo lugar donde nacieron, eso lo vamos a hacer y en los próximos cuatro años vamos a tener un gobierno donde gobiernen 24 gobernadores con un presidente”, se comprometió. Concluyó haciendo un llamado a la unidad de los argentinos que piensan distinto para lograr una nación “integrada” que proponga un mejor horizonte de futuro. Prometió que se terminó “el concepto de venganza, grieta o de cualquier cosa que nos divida”. “A quienes no nos votaron, prometo trabajar para que nos entiendan, que todos ellos tienen lugar en la Argentina. Nunca fuimos locos gobernando, siempre arreglamos los problemas que otros generaron y lo vamos a hacer una vez más. El único trabajo que tenemos es que los argentinos recuperen la felicidad que han perdido”, finalizó el ex Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner. Cristina Fernández, desde Río Gallegos, habló y agradeció el apoyo de todas las personas que votaron al Frente de Todos. Admitió que los resultados los ponen “contentos y optimistas pero porque muchos argentinos y argentinas reconocen que las cosas deben cambiar, porque así como estamos no estamos viviendo bien, hemos dejado de ser felices”. En esa dirección, les pidió a los funcionarios del Ministerio del Interior, a Macri, Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal que “por favor no vuelva a ocurrir lo que ocurrió en el 2017. Los números que tenemos son muy claros”. La ex presidenta se refirió así al festejo con baile incluido que realizó la plana mayor de Cambiemos en las PASO del 2017 autodenominándose ganadores sin conocerse los resultados oficiales. Días después, con el escrutinio definitivo terminado, se supo que en realidad el macrismo había perdido por medio punto. “Les pido que esta noche se conozca el número verdadero, no por el Frente de Todos sino por todos los argentinos y argentinas que fueron a votar. Cualquiera haya sido su voto tienen derecho a conocer cuál es la voluntad popular en su país”, exigió la senadora. “Tenemos que llegar a todos y todas, los que nos votaron y los que no, y darles la tranquilidad absoluta en cuanto a la responsabilidad con la que afrontaremos esta nueva etapa. Todos debemos escuchar la voz de las urnas para intentar, una vez más, que la Argentina vuelva a tener las posibilidades de ser una sociedad más feliz y más tranquila”, cerró la líder de Unidad Ciudadana.