Las lenguas indígenas siguen vivas

Las lenguas indígenas siguen vivas

Se confeccionó un mapa titulado “Idiomas indígenas en el presente”, que incluye dos lenguas que se hablan en La Pampa.

El Centro Universitario de Idiomas (CUI) elaboró un mapa que muestra las distintas lenguas indígenas que se hablan en nuestro país y aquellas que están atravesando un camino para ser recuperadas y que dejen de estar invisibilizadas. La iniciativa fue pensada para ser presentada en el Congreso Nacional de Lenguas Indígenas que se desarrolla hoy miércoles y mañana jueves en la ciudad de Buenos Aires. El objetivo es brindar información, y hacer entender al común de la sociedad que somos una nación con riqueza cultural y lingüística de lo más variadas. “La tarea es romper con el sentido común que habla de que en la Argentina hay una homogeneidad en el campo social. Queremos visibilizar que la presencia de los pueblos originarios, su cultura y su lengua es muy vigente, que hay muchos hablantes y que tiene que ver con la historia y el presente de la Argentina”, detalló Roberto Villarruel, director del CUI. La finalidad de las jornadas del Congreso es, también, poner en valor estas lenguas de los pueblos originarios, revitalizarlas y tratar de brindarles resguardo para evitar que se sigan perdiendo. El mapa fue hecho para eso: mostrar puntualmente el estado actual de las lenguas indígenas en Argentina. Son un total de 36 y el gráfico indica qué pueblos las hablan y dónde están localizados. Asimismo, se puede saber cuáles lenguas tienen hablantes activos y cuáles no, y cuáles se encuentran en un período de revitalización. La Pampa aparece en dicho mapa con dos idiomas, uno que actualmente se habla y otro que está en proceso de revitalización: el primero es el Mapuzüngun y el segundo es el Günün a Yajüch. El Mapuzüngun es hablado por mapuches, mapuches-tehuelches y rankulches en provincias como Santa Cruz, Buenos Aires, en Capital Federal, entre otros lugares. En tanto que el Günün a Yajüch era utilizado por indígenas pampas, tehuelches y querandíes que habitaban lo que hoy son las provincias de Río Negro, Chubut, Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, y otras más. La revitalización de esta segunda lengua comenzó en el año 2007 a partir del relevamiento de cantos, idioma, narraciones, documentos y el intercambio con abuelos hablantes que se fueron localizando. Oficialmente se considera extinto al idioma Günün a Yajüch pero no es así porque todavía hay hablantes que lo usan. “Queremos que estas experiencias sirvan a otros hermanos para que hagan lo mismo o darles el empujón para que empiecen a trabajar en esa dirección. Queremos mostrar experiencias, vivencias de la gente y el proceso que se está haciendo con los idiomas, toda la gente que trabaja estos temas y así sacarlas del anonimato y darles un rostro”, se entusiasmó Daniel Huircapán, quien se desempeña como docente de Günün a Yajüch en el Centro Universitario de Idiomas.