La escuela de La Gloria cumple 104 años de vida

La escuela de La Gloria cumple 104 años de vida

Estuvo cerrada por seis años pero el reclamo de sus pobladores logró que sea reabierta.

La Gloria es una localidad ubicada a la vera de la ruta nacional 5, aproximadamente 50 kilómetros hacia el este de Santa Rosa, y fue fundada en los comienzos del siglo XX. El pueblo nació oficialmente el 12 de abril de 1912 y su escuela, como ocurrió en la mayoría de las localidades pampeanas, fue fundada a los pocos años ya que se trata de una de las instituciones más importantes de una sociedad. El 1 de agosto de 1915 abrió sus puertas la escuela Nº 90, y durante muchas décadas supo tener una matrícula que justificaba ampliamente su funcionamiento, pero el paso del tiempo trajo la desaparición del ferrocarril y con ello la mudanza de muchos habitantes hacia otros lugares. Las autoridades educativas decidieron en un momento del 2011 que no era necesario mantener el edificio activo porque no había una cantidad de alumnos suficientes en el pueblo. Según el censo nacional del 2010, La Gloria tenía 46 pobladores, pero los mismos vecinos precisaron durante los festejos de los 100 años de la localidad en el 2015 que allí vivían alrededor de 70 personas, y que la cifra aumentaba los fines de semana hasta más de 200 con la gente que tenía casa y llegaba a pasar los sábados y domingos. Sobre fines de los 90´, solo había 29 habitantes y además del tren, había sido desarticulada su actividad agropecuaria. En 1997 se conformó la Comisión Vecinal de Ayuda Mutua, un grupo de ex vecinos que se planteó el objetivo de refundar el sitio, dotándolo de servicios. El esfuerzo rindió sus frutos y en la actualidad La Gloria es una localidad más de La Pampa que tiene una vida activa y puja por seguir creciendo debido a que cada vez más familias y jóvenes buscan irse a radicar allí. Ahora no tienen que mandar a sus hijos a estudiar a Lonquimay o Uriburu porque la escuela Nº90 fue abierta nuevamente en el 2017. Su historia comenzó antes de su fundación, cuando Eduardo Gumersindo Moreno (hermano del geógrafo y naturalista, Perito Moreno) compró unos campos en esa zona. Para 1905, los pobladores se familiarizaban con una estancia llamada La Gloria, y cinco años después, Moreno hizo subdividir una parte de los lotes donde se asentaba la estancia, que fue donde finalmente algunos años más tarde se estableció el nuevo pueblo. Modesto Pérez fue la primera persona que obtuvo un título de propiedad de tierra, mediante un remate público que se realizó en Catriló en 1911 con el fin de terminar de conformar la localidad. Atrás de Modesto también llegaron otros habitantes para poblar las 2.500 hectáreas de extensión de La Gloria. En esa época se habilitó la estación de trenes, que pasó a formar parte del ramal Ferrocarril Oeste (el cual tiempo después sería denominado Ferrocarril Sarmiento). En 1913 ya vivían 300 personas en La Gloria, que contaba con personal policial, una fonda, una carnicería y dos almacenes de ramos generales, en uno de los cuales funcionaba la primera sede de la estafeta de correo. El 10 de marzo de 1948 se estableció la Comisión de Fomento mediante una resolución del Gobierno del Territorio de La Pampa. Esta asociación se mantuvo en funcionamiento hasta el 31 de diciembre de 1976, momento en el cual perdió tal condición y pasó a constituirse como una comisión vecinal.